24 de octubre de 2014 / 03:57 p.m.

La Serie Mundial se muda para los próximos tres días a San Francisco. Los dos ganaron un partido en Kansas City pero por lo pronto los Gigantes tendrá la ventaja de localia en la serie.

 

Es increíble que el Clásico de Otoño este empatado 1-1 a pesar que los Reales de Kansas City no ha robado una sola base. Sobre todo porque en las primeras tres rondas se volaron 13 bases.

 

El único intento que tuvieron fue en el Juego 2 con Alcides Escobar pero fue marcado out tras un gran lanzamiento del catcher Búster Posey.

 

El robar bases era la especialidad de los Reales será interesante si en San Francisco pueden continuar con eso.

 

En el Juego 3, Bruce Bochy nuevamente mandará a un veterano al montículo y será Tim Hudson de 39 años, quien después de 16 años de carrera finalmente estará lanzando en la Serie Mundial.

 

Hudson será importante que juegue lo suficiente para poder darle la pelota en el bullpen a Sergio Romo y Santiago Castilla. Puede ser importante evitar tener otra vez lanzando a Hunter Strickland que ha permitido cinco cuadrangulares en la postemporada. Será interesante si Tim Lincecum estará disponible ya que el resultado de la resonancia magnética de la espalda fue negativa.

 

Kansas City sabe jugar de visitante, en la temporada tuvieron una marca de 47-34 y en la postemporada están invictos. Jeremy Guthrie estará lanzando para ellos en el Juego 3 quien en la temporada regular tuvo récord de 13-11 con una efectividad de 4.13.

 

Para los Reales, tendrán que hacer unos adjustes en sus lineups para los partidos en San Francisco. Ellos habían mandado por 25 juegos al hilo la misma alineación con marca de 18-7. Al estar jugando en un estadio de la Liga Nacional donde el pitcher batea, tendrán que quitar a su bateador designado Billy Butler quien tiene tres hits en seis turnos al bat en la Serie. Además en el Juego 2 produjo dos carreras.

JOSÉ MANUEL VILLALVA