2 de abril de 2014 / 02:50 p.m.

Seung Woo Lee es un jugador coreano que milita en la cantera del Barcelona y se dice sería la razón principal de la sanción impuesta por la FIFA al club catalán de no adquirir jugadores por un año.

El delantero coreano cumplió en enero pasado 16 años y la FIFA prohíbe traspaso internacional de futbolistas menores de 18 años. El artículo 19 del reglamento del máximo organismo de futbol lo indica en tres especificaciones y al parecer, Woo Lee no cumple con ellas.

Artículo 19:Sólo se permiten fichajes internacionales de menores en tres supuestos

1. Si los padres del jugador cambian su domicilio al país donde el nuevo club tiene su sede por razones no relacionadas con el fútbol.

2. Si la transferencia se produce dentro del territorio de la Unión Europea y el futbolista tiene entre 16 y 18 años.

3. Si el jugador vive a menos de 50 kilómetros de la frontera de otra federación y el club que le ficha está a menos de la misma distancia, es decir, si la distancia máxima entre su domicilio y el club no supera los 100 kilómetros.

A inicios del presente año, presentaron dos denuncias anónimas a la FIFA sobre este caso y se prohibió la alineación del jugador. Todo parecía solucionado cuando el pasado marzo se fichó al  coreano de manera profesional.

Además de esta transferencia se manejan otros nueve nombres dentro de los que aparecen los también coreanos Paik Seung-Ho y Jang Gyeolhee, el francés Theo Chendri, el nigeriano con pasaporte holandés Bobby Adekanye y cinco cameruneses, uno de ellos Patrice Sousia y cuatro sin identificar.

CYNTHIA GABRIELA BALDERAS