20 de abril de 2014 / 12:09 a.m.

 América sigue sin caminar en casa: sumó su sexto partido sin ganar en el Estadio Azteca, donde no pasó del empate sin goles ante un aguerrido Querétaro que pese a todo aún sueña con la Liguilla, en juego de la fecha 16 del Torneo Clausura 2014.

Con este resultado el cuadro capitalino llegó a 24 unidades, en tanto que los queretanos sumaron 21, con lo que ambas escuadras tendrán que esperar a la última fecha para amarrar su pase a la fase final.

Esa espina que tiene clavada América ante su gente sigue incrustada, y parece que el Estadio Azteca más que hacerle bien a los de Coapa los hace entrar a la cancha demasiado nervioso, temerosos quizá de entregar otra mala tarde a la que sus aficionados parecen ya acostumbrados, ante un rival que logró salir con un punto.

Los primeros minutos fueron de esperanza para los de casa, pues tuvieron dos ocasiones claras de gol, la más importante en un desborde por derecha de Raúl Jiménez, que mandó un centro que Luis Gabriel Rey no alcanzó a conectar con el marco ya abierto.

Agradecidos por esta falta de contundencia, los Gallos Blancos cerca estuvieron de terminar con el cero por medio del brasileño William da Silva, quien por izquierda pisó el área y con todo para cruzar a Moisés Muñoz envió su disparo a un costado.

El ingreso de Luis Ángel Mendoza e instantes después el del paraguayo Osvaldo Martínez intentaron modificar todo a los “azulcremas” para el complemento, el cual no cambió mucho pues la carencia de idea futbolística se mantuvo frente a unos queretanos que, motivados sólo por el orgullo, metían en problemas a su rival.

Conscientes de que un empate complicaba mucho sus posibilidades de liguilla para los dos, la recta final fue de ida y vuelta en ambas porterías, donde primero Moisés Muñoz tapó con el cuerpo un mano a mano con el recién ingresado Amaury Escoto y en la respuesta el “Quik”, franco al marco, estrelló su remate en Édgar Hernández.

Los minutos finales fueron de acoso sobre la portería visitante, pero América fue incapaz de salir con un triunfo que ahora prácticamente los obliga a ganar la próxima semana a Toluca para estar en la Liguilla, a la cual en caso de entrar lo harían con un futbol decepcionante en todos los aspectos.

El arbitraje estuvo a cargo de Roberto García, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó a Yasser Corona (73) por la visita. Juan Carlos Medina (80) vio cartón preventivo por los de casa.

NOTIMEX