7 de febrero de 2014 / 01:03 a.m.

El delantero Jerónimo Amione sigue a la espera de su turno para ser titular con Cruz Azul, donde por ahora ha tenido escasa participación en el Torneo Clausura 2014, aunque admite que por el buen paso del equipo la posibilidad se ve remota.

Con 34 minutos en total durante los tres partidos en que ha participado, ante Santos Laguna en la fecha dos, donde inclusive marcó el gol del empate en aquel juego a puerta cerrada, Jaguares (F3) y Veracruz (F4), el atacante aseguró que entrena de manera ardua durante la semana para de esa manera pedirle al técnico que deposite su confianza en él.

“Es complicado, yo respecto al cien por ciento la decisión de Luis Fernando (Tena), pero a veces no es fácil, porque por el hecho de haber jugado ante Santos, haber anotado y después tener ocho minutos (ante Chiapas), cinco minutos (contra Veracruz) y luego no participar es complicado, pero yo no bajo los brazos y espero se me sigan dando un poco más de minutos”.

Interrogado en torno a si las jerarquías pesan más que el momento futbolístico positivo de determinados jugadores, consideró que “hay muchos jugadores de mucho nombre que están jugando, pero también están demostrando haciendo bien las cosas, yo creo que por algo Cruz Azul va de líder, y a mí no me queda más que seguir trabajando, porque a mí no me gusta mandar mensajes (por la prensa) al entrenador”.

Amione ya fue dirigido por Luis Fernando Tena en el proceso hacia los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, donde México ganó medalla de oro 1-0 a Argentina con gol suyo, factor que podría darle confianza de tener mayor participación como titular.

“Sí, es difícil para mí asimilarlo de alguna manera. Respeto al cien por ciento a Luis Fernando (Tena), está haciendo un gran trabajo en Cruz Azul, llegaron (él y sus auxiliares) a cambiarle la cara al equipo, la verdad es que está jugando demasiado bien, pero yo trabajo también mentalmente para no desesperarme, para tener paciencia”, indicó.

En rueda de prensa al final de la práctica de hoy en las instalaciones de La Noria, el atacante expuso “de cierta manera estoy ahí en la banca esperando entrar y esperemos que este domingo (ante Atlante) se dé la oportunidad, y sino a seguir trabajando y en cada entrenamiento demostrándole a Luis Fernando, diciéndole ‘aquí estoy’, no bajando los brazos y tarde o temprano me dará una oportunidad”.

Surgido de las filas del Atlante, próximo rival de la Máquina en el Torneo Clausura 2014 de la Liga MX, escuadra que marcha en el sótano de la tabla de porcentajes por el no descenso, lamentó su situación y espera que se salve, pero quiere derrotarlo el domingo en Cancún.

“Yo la verdad a Atlante lo sigo, me gusta ver los partidos, me gusta apoyarlo. Obviamente no quiero que descienda, al equipo le tengo mucho cariño, quiero que se mantenga en Primera (División), pero el domingo que juguemos contra ellos quiero ganar, quiero anotarle, pero que a partir de la siguiente fecha empiecen a tener mejores resultados”.

Notimex