El León regresa a casa para enfrentar el viernes al Veracruz y buscar tres puntos más que lo reafirmen e su lucha por meterse a la Liguilla del Clausura antes de viajar a Guayaquil y retomar el torneo continental donde marcha como líder en el grupo siete donde enfrentará al Émelec.
2 de marzo de 2014 / 05:29 a.m.

León, instinto letal. La fiera repitió la dosis y como en el juego ante Santos le bastó la primera parte del partido para finiquitar el trámite. Elías Hernández y Miguel Sabah volvieron a anotar y Mauro Boselli regresó al cuadro titular con un gol.

 

La fiera confirma ahora de visita que ha despertado y se mete en los primeros lugares de la tabla general, siete goles en 180 minutos hacen parecer cada vez más esta versión del León a la que consiguió el titulo del balompié mexicano.

 

Chiapas sufrió al campeón. Los dirigidos por Sergio Bueno no pduieron hacerle juego al León de Matosas y fueron goleados.

 

El juego se disputó casi en su totalidad en la cancha de Chiapas que no ha logró atinar en cortar los avanzas del León, La fiera tuvo en triangulaciones, pases a las espaldas y jugadas individuales un arsenal para hacer daño a los chiapanecos. 

Luis Montes se inventó un pase, creo desde su imaginación y calidad el camino para la primera anotación. Entre varios jugadores de Chiapas fue capaz de ver el movimiento a la espalda de los defensores locales de Elías Hernández y mandar ahí una pelota con ventaja para el volante ofensivo por izquierda de la fiera.

Elías Hernández bajó la pelota y ante la salida del Frausto, arquero chiapaneco, picó el esférico para dejarlo atrás, apretó la los dientes y puso firme la pierna para salir favorecido en el choque ante la cobertura del central, la pelota quedó delante de él ya sin oposición ante el marco y anotar el primer gol del partido al minuto doce; el tercer tanto consecutivo en lo que va de la temporada en su cuenta. 

Seis minutos más tarde, otro pase, otro invento para romper la defensa local, ahora de Elías Hernández dejó a la entrada del área al Gullit Peña con posibilidades de hacer daño.

 

A la cobertura de la jugada, la defensa poblada por cinco jugadores locales terminaron por dejar una zona de choque y accidentada, con muchos de ellos tirados sobre el césped. La pelota quedó viva y llegó sobre los linderos del área chica a Miguel Sabah que de primera intención conectó con el esférico para anotar el segundo gol del partido.

 

El León no quiso marcar el tercer tanto. Sobre el minuto 26 el Gullit Peña rompió la línea de medio campo y en triangulación entre él, el Gallito y Sabah dejó al 27 de los Panzas Verdes en posición de encarar al arquero.

Peña enfiló y cuando entró al área sin marca alguna decidió asistir a Boselli en lugar de definir. El pase fue cortó y murió ante la salida de Fausto que achicó bien recorriendo su área grande.

 

Pasada la primera media hora de juego el León volvió a aprovechar la movilidad de sus delanteros y la capacidad de sus mediocampistas. El Gullit Peña tiró condujo desde medio campo y la zaga local no supo si romper o aguantar. En la duda Peña encontró el tiempo y espacio para filtrar la pelota al costado donde Mauro Boselli se había desmarcado.

 

Dentro del área, con tiempo y pelota dominada, el argentino atacó a Frausto a quien dejó en el suelo luego de un recorte. La definición fue de trámite para el 17 de los esmeraldas y poner el tercero en el marcador a su favor.

 

Sólo una decisión arbitral equivocada pudo evitar que el León siguiera anotando. Le anuló un gol legitimo a Boselli, quién según Alejandro Ayala, arbitro auxiliar 1 , vio en fuera de lugar. 

El segundo tiempo comenzó con un par de jugadas de peligro sobre el marco de Alfredo Frausto y un remate de cabeza de Mauro Boselli. Mensaje claro de que el campeón no se conformaría con los tres tantos que logró en la primera parte.

 

El León no reculó y por el contrario presionó desde la salida a los chiapanecos buscando aprovechar su necesidad de ir a la ataque y la ansiedad por su situación en el marcador.

 

El partido ganó en intensidad perdió en calidad sobre todo en las áreas: Chiapas llegando con pocas unidades y el León bien acompañado pero con poca puntería.

 

Pasada la hora de juego sólo existió un equipo en el marcador y sobre el terreno de juego. El León tuvo la pelota en todo momento y le paseó la pelota por todo el terreno de juego a los locales que no tuvieron capacidad de reacción. El primer cambio del León ratificó lo que buscó el equipo en todo momento: atacar. Matosas refrescó la banda de la izquierda sacó a Elías Hernández y en su lugar mandó a Franco Arizala a jugar 25 minutos.

 

Chiapas no encontró capacidad de respuesta, intentaba ahogar un poco la salida del León en su propio pero con muchos recaudos para no dejar en el mano a mano a sus jugadores con los del visitante donde en varias ocasiones fueron vencidos.

 

La fiera le dio circulación y orientación a la pelota y con relativa facilidad logró llegar al área enemiga donde constantemente remató.

 

Con el reloj en contra, Jaguares puso el ritmo pero su necesidad de anotar siempre fue mayor a su nivel de juego.

 

Matías Britos ingresó en lugar de Miguel Sabah y Luis Delgado por Carlos Peña poco pudieron hacer en un juego que estaba definido desde el primer tiempo.

 

Chiapas se murió queriendo, nunca pudo tener un pasaje de claridad con la pelota y mucho menos oportunidades claras frente al marco de Yarborugh.