26 de enero de 2014 / 03:12 a.m.

La frialdad del sótano sigue siendo la guarida del Tigre.

El equipo universitario permanece estacionado en el fondo de la tabla general, luego de que anoche otro de los coleros de la competencia, Pumas, vino y los venció 2-1 en el Estadio Universitario.

La tranquilidad que les daba un buen funcionamiento en los minutos iniciales, en los que se pudieron ir en ventaja, se derrumbaron al minuto 38, cuando José Rivas salió expulsado por tirar un codazo burdo en un tiro de esquina en el que atacaban.

Guido Pizarro había adelantado al minuto 11 al equipo auriazul, al empujar la cabeza cerca del segundo poste un centro de Lucas Lobos que botó dentro del área. Ese fue apenas el primer gol de Tigres en el torneo.

Los felinos locales siguieron insistiendo y jugadas de Alan Pulido y de Lobos, quien incluso sacudió el travesaño con un derechazo, hacían que el optimismo y la tranquilidad impregnara las tribunas de El Volcán.

Sin embargo, al 38' vino la jugada que cambió el curso del partido.

En un cobro de tiro de esquina a favor de Tigres, Rivas, al forcejear con su marcador, Marco Antonio Palacios, lo intentó alejar de un codazo, y que aunque no lo alcanzó a conectar del todo, fue suficiente para que el árbitro Luis Enrique Santander le mostrara la tarjeta roja directa.

Con su tercer expulsado en los últimos dos encuentros, el equipo de Ricardo Ferretti perdió peso al frente y aunque la actitud fue la correcta, otro descuido defensivo ya sobre la hora les privó de al menos rescatar su segundo punto de 12 posibles.

Pumas comenzó a crecer en el segundo medio, e impulsados por la confianza que da el tener un hombre de más fueron agresivos y comenzaron a inclinar la balanza a su favor.

Al 65' Jesús Dueñas llegó tarde a la marca y dentro del área trompicó al "Chispa" Velarde, para que Santander no titubeara y marcó la pena máxima.

Martín Bravo ejecutó engañando totalmente a Sergio García, quien se mantuvo en el arco sobre Enrique Palos, y así los unamitas lograron la igualada.

Ferretti, quien para este partido repitió la alineación que había ganado 6-1 a San Luis a media semana en la actividad de la Copa MX, decidió ser agresivo pese a la inferioridad numérica en la recta final, pero no le salieron las cosas.

Uno de los ajustes fue que Salcido dejó su puesto en la contención para irse a cubrir el hueco en la defensa central que dejó Rivas, y en esa posición tuvo una incidencia directa en la derrota.

Al 85' Daniel Ludueña tomó la pelota y le envió un servicio al hueco a Bravo, quien estaba bien marcado por Salcido, pero en una mala decisión, el jugador de Tigres dejó su marca para correr al frente para tratar de dejarlo en fuera de lugar, lo cual no sucedió.

'La Rata' se enfiló al arco y definió con potencia sobre el achique de Garcia, quien hincado intentaba cerrar el ángulo al atacante puma, para el 2-1 catastrófico.

Tigres intentó los últimos minutos pero no creo peligro grave sobre el arco del "Pikolín".

Ahora los felinos vivirán su cuarta semana en el sótano de la tabla, todo esto de cara al Clásico Regio, que se juega la semana entrante en el Tecnológico.

ÓSCAR SÁNCHEZ