16 de febrero de 2014 / 04:34 a.m.

El semblante de cada uno era desencajado, sobrio y sin el mas mínimo deseo de hablar ante los micrófonos y grabadoras.

"Se las debo muchachos, el lunes hablamos", dijo Ricardo Osorio mientras que otros elementos simplemente pasaron de largo.

Incluso el presidente del equipo Luis Miguel Salvador evitó hablar, aunque en su caso tradicionalmente no habla al final de los partidos.

Es así como terminó el día en el Tec con un profe Cruz que asegura que aún pueden levantar y unos jugadores que prefieren guardar silencio.