22 de enero de 2014 / 01:12 a.m.

Rusia se ha gastado una fortuna para montar los Juegos Olímpicos de Invierno. ¿Qué pasaría si nadie acude?

Por supuesto, la situación no es tan sombría para los juegos de Sochi. Sin embargo, cuando quedan menos de tres semanas para la ceremonia de inauguración, cientos de miles de entradas aún no se han vendido, lo que eleva la posibilidad de asientos vacíos y un flojo ambiente en la primera olimpiada invernal que organiza Rusia.

Hay indicios de que muchos aficionados extranjeros no vendrán, decepcionados por amenazas terroristas, los costosos vuelos y hoteles, las largas distancias, la escasez de lugares de interés turístico de la zona y las molestias para obtener visados y pases de espectadores.

"A algunas personas les asusta que cuesta demasiado y a otras la seguridad", dijo a The Associated Press el miembro noruego del Comité Olímpico Internacional Gerhard Heiberg. "En mi país, sé que muchas personas y empresas no van por estas dos razones. Por supuesto habrá noruegos allí, pero no tantos como estamos acostumbrados".

Los organizadores de Sochi anunciaron la semana pasada que se han vendido el 70% de los boletos para los Juegos, que se disputarán del 7 al 23 de febrero y representan un símbolo de orgullo y prestigio para Rusia y el presidente Vladimir Putin.

¿Qué pasa con el 30% restante?

"Estamos manteniendo una cuota especial para los que vienen por los juegos, de modo que pueden comprar entradas para las competiciones", dijo el jefe del comité organizador Dmitry Chernyshenko.

Chernyshenko afirmó que se esperan cerca de 213.000 espectadores en las justas, y es probable que un 75% sean rusos.

"Los boletos se están agotando rápidamente, y los eventos más populares son hockey, biatlón, patinaje artístico, freestyle y snowboard", dijo el comité organizador en un comunicado a The Associated Press. "Con el 70% de las entradas ya vendidas y la apertura de otra oficina de venta de entradas en breve, esperamos fuertes ventas de boletos de último minuto y no prevemos tener asientos vacíos".

Los funcionarios de Sochi se han negado a revelar cuántos boletos en total se han puesto a la venta y aseguran que la cifra sólo se divulgará después de los juegos.

Sin embargo, de acuerdo con documentos de mercadeo del COI conocidos por la AP, Sochi ofreció un total de 1,1 millones de boletos. Eso significaría que alrededor de 300.000 entradas seguían disponibles.

En comparación, 1,54 millones de boletos estuvieron disponibles para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010 en Vancouver y el 97% (1,49 millones) se vendió. Para los Juegos Olímpicos del verano de 2012 en Londres, los organizadores vendieron el 97% (8,2 millones) de sus 8,5 millones de entradas.

Heiberg, quien preside la comisión de mercadeo del COI, dijo que los rusos han recortado en un 50% el número de espectadores originalmente previstos para los eventos de montaña por razones de seguridad.

La venta de entradas para Sochi empezó en febrero de 2013, un año antes de los juegos. Los boletos se han vendido en el sitio web oficial de Sochi y ahora hay puntos de venta en Moscú y Sochi.

AP