20 de enero de 2014 / 01:00 a.m.

Para la doble medallista mundial de Bielorrusia 2013, Sofía Arreola, el trabajo con los estadounidenses Andy Sparks, quien llevó a su compatriota Sarah Hammer a la medalla olímpica, ha dado resultado, por lo que el ciclo olímpico a Río de Janeiro 2016 es promisorio.

El binomio que ha formado la mexicana con el entrenador estadounidense desde hace un par de años ha fructificado con dos medallas mundiales, "claro que ha funcionado, y para cumplir con los objetivos se debe seguir trabajando con ellos", manifestó.

Sofía Arreola se ha dedicado al ciclismo desde su infancia y bajo la conducción de su padre, Rolando, tiene como inspiración su bicicleta para llegar a Río de Janeiro 2016.

Sparks conoció a Arreola durante su estadía en Suiza, en la escuela de la UCI en 2011, y se dio cuenta de que era una buena corredora de fondo, por lo que no tuvo duda de integrarla a su equipo en un campamento en Palma de Mallorca, España.

"Desde Suiza los conozco -Andy y Sarah Hammer-, fue en donde nos hicimos amigos, entrenando y compartiendo grandes cosas relacionadas con el ciclismo, me ha ayudado mucho", comentó.

En esta tercera fecha de la Copa del Mundo las cosas no han salido de manera positiva para la pedalista regiomontana, quien está consciente de que en el Mundial en Colombia espera mejorar, ya que de esa manera arranca el ciclo olímpico a la justa brasileña del 2016.

"Espero estar bien para los selectivos a Juegos Olímpicos", aseguró la ciclista, que pasó la historia de este deporte en su país al ser la tercera en conseguir una medalla mundial tras Nancy Contreras y Belem Guerrero.

En relación al Mundial de Colombia en febrero venidero, Sofía Arreola apuntó que será un evento de mucha calidad, pero sobre todo las gradas del velódromo estarán llenas de gente porque tienen un gusto por este deporte.

"En Colombia el ciclismo es un deporte muy querido por todos, espero llegar bien y divertirme en Cali", expuso.

NOTIMEX