8 de octubre de 2013 / 09:18 p.m.

La Paz.- Juan Martín Guevara, el hermano menor del guerrillero Ernesto Che Guevara, expresó hoy su sorpresa porque la imagen del revolucionario argentino-cubano es objeto de culto religioso en el sureste de Bolivia, donde se le prenden velas en altares domésticos.

"Esta es uno de las zonas donde la figura del Che tiene una relevancia diferente a la que tiene en otros lugares donde no hay esa característica mística. Me he dado cuenta que aquí le prenden velas o le piden milagros o es 'San Ernesto'", declaró a Efe el hermano del combatiente argentino-cubano, en un contacto telefónico.

Juan Martín Guevara visita por primera vez el pueblo de Vallegrande, donde los restos del Che estuvieron enterrados y ocultos durante treinta años, entre 1967 y 1997, cuando fueron llevados a Cuba, y mañana se sumará a una caravana que irá a la aldea vecina de La Higuera, donde el revolucionario fue asesinado hace 46 años.

La Higuera es un remoto caserío del sureste de Bolivia donde el sargento boliviano Mario Terán mató a Guevara en una escuela, un día después de que fuera capturado por el Ejército de Bolivia que puso fin al foco guerrillero que lideró el argentino-cubano.

"Aquí hay agregados que en otros lugares no existen", dijo Juan Martín Guevara, que es quizá el único de los hermanos que participa en los actos públicos para recordar la memoria del revolucionario.

El hermano de Guevara presentará en Vallegrande una nueva edición del libro "Con la mirada al sur", de los cubanos Froilán González y Addys Cupull, que retrata la niñez y la juventud del Che.

En el mismo pueblo, hoy hubo homenajes encabezados por el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, frente al mausoleo levantado en memoria del guerrillero situado en el lugar donde estuvo enterrado junto a otros combatientes.

EFE