10 de febrero de 2014 / 10:45 p.m.

El Sporting de Lisboa pidió hoy una inspección adicional a la cobertura del Estadio da Luz después de que el domingo se suspendiese el derbi ante el Benfica por la caída de materiales peligrosos.

En un comunicado, el Sporting aseguró haber solicitado tanto al Benfica como a la Liga portuguesa una inspección por "una entidad independiente, idónea y competente para garantizar la seguridad" del encuentro, que está previsto para celebrarse mañana a las 20.15 horas locales.

"Los leones" cuestionan así el informe favorable emitido hoy por la empresa portuguesa Martifer, la encargada de las estructuras del Estadio da Luz, construido en el 2004 con una capacidad para unos 65.000 espectadores y escenario de la final de la Liga de Campeones este año.

El Benfica había asegurado hoy que la propia Martifer garantiza "de forma expresa e incondicional las condiciones de seguridad" para celebrarse el derbi lisboeta, que corresponde a la decimoctava jornada del campeonato nacional.

Las malas condiciones del tiempo provocaron ayer el desprendimiento de varios materiales, entre ellos chapas metálicas, sin que se registrase daños personales, pues el público ya había sido evacuado por las autoridades.

Ante esta situación, los clubes y la Liga portuguesa acordaron con los servicios de Protección Civil cancelar el encuentro unos 45 minutos después de la hora del comienzo, que estaba previsto para las 18.00 (hora local).

Los jugadores de ambos equipos entraron al campo para el calentamiento previo al partido, pero se vieron obligados a volver a los vestuarios cuando empezaron a caer varios materiales, aparentemente leves.

Es la segunda vez que sucede este tipo de incidente después de que el pasado año se suspendiese un Benfica B - Feirense, correspondiente a la segunda lusa, por caída de materiales procedente de la cobertura del estadio.