4 de mayo de 2014 / 02:08 a.m.

A Tim Duncan no le importa el hecho de que San Antonio, ganador de 62 partidos en la campaña regular, tenga que disputar un séptimo duelo ante los Mavericks de Dallas en la primera ronda de los playoffs, una serie que se asemeja mucho a la ocasión anterior que estos dos rivales texanos se vieron las caras en una postemporada.

"No importa cuántos partidos nos tome", dijo Duncan tras la derrota de los Spurs 113-111 en Dallas la noche del viernes. "No estamos preocupados o decepcionados".

San Antonio afronta un duelo decisivo por segunda serie de playoffs consecutiva, luego de perder el séptimo de la final de la NBA en Miami en junio pasado. Los Spurs incluso tuvieron una mejor oportunidad de finiquitar su quinto título en el sexto partido, cediendo una ventaja tardía tras un triple de Ray Allen y perdiendo en tiempo extra. Otra buena oportunidad se les escapó de las manos hacia el final del último cotejo.

Y aquí están de nuevo, enfrentando la posibilidad de ser eliminados, pese a ser los primeros preclasificados de la Conferencia del Oeste y una campaña de 60 triunfos, por segunda vez en cuatro años. Los Grizzlies de Memphis les recetaron la primera dosis en 2011, el año que los Mavericks ganaron el primer campeonato de su historia.

El ganador del domingo se mide al quinto preclasificado, Portland en las semifinales de la conferencia. Los Trail Blazers evitaron otro posible duelo texano al eliminar a Houston gracias a un triple de último segundo de Damian Lillard un par de horas después del triunfo de Dallas.

"Desde luego que es decepcionante", dijo el argentino Manu Ginóbili, quien fue neutralizado a seis puntos y a un enceste en ocho disparos luego de liderar a los anotadores de los Spurs en los primeros cinco partidos. "Pero así son las cosas. Tenemos que ir a pelear y tratar de hacer las cosas en el séptimo juego".

Dirk Nowitzki y el trío de estrellas de San Antonio —Duncan, Ginóbili y Tony Parker— estuvieron ahí hace ocho años, cuando estos dos viejos conocidos de postemporada se midieron en una épica serie de siete encuentros.

Los Spurs forzaron un séptimo duelo en San Antonio luego de quedar en desventaja 3-1, y después borraron un déficit de 20 puntos en la parte final del partido. Ginóbili rompió el empate con un triple en los segundos finales, pero Nowitzki tuvo suficiente tiempo para atacar el aro, recibir la falta del argentino y forzar el tiempo extra con una jugada de tres puntos. Los Mavericks se despegaron en el periodo adicional para ganar su serie de segunda ronda en camino a su primera final de la NBA, en la que perdieron ante Miami.

AP