26 de junio de 2014 / 12:35 p.m.

Diego Lugano, capitán de la selección de Uruguay, salió hoy en defensa de su compañero de equipo Luis Suárez, a quien la FIFA le abrió un expediente de oficio por un supuesto mordisco al italiano Giorgio Chellini, y dijo que la estrella celeste es atacada "porque eso vende".

"Jugadas como la que se dio entre Luis y Chellini hay muchas en el fútbol, fue un contacto físico y cada cual queriendo sacar su ventaja. Es normal", afirmó el capitán celeste en la conferencia de prensa que dio hoy en Natal, donde Uruguay disputó su último partido.

"Pero atacar a Suárez es algo que vende en el Mundo porque él es una figura enorme, carismática y que hace la diferencia", agregó Lugano en la concentración uruguaya en esta ciudad del nordeste de Brasil.

Para el capitán celeste "algunos posibles futuros rivales" de Uruguay en el Mundial "quieren sacar ventaja deportiva, eso también es tan viejo como el fútbol. Suárez genera temor por el excelente nivel que atraviesa", afirmó.

"Si lo que está pasando con Luis no fuera tan grande, hasta sería gracioso", agregó Lugano.

"Es más, si en esa jugada en lugar de estar involucrado Luis estuviera yo, no pasaba nada y no hubiera tenido trascendencia", afirmó.

El capitán uruguayo dijo que durante el Mundial "han habido muchas jugadas desleales, agresiones que en algunos casos los árbitros vieron y en otros no, incluso con lesiones para quienes fueron víctimas, y la FIFA no actuó de oficio".

"Me parece que se quiere atacar a Uruguay porque no tenemos mucho peso político, somos pocos y que ganemos no es negocio para el fútbol mundial, pero seguimos adelante", agregó.

La FIFA, que actuó de oficio, abrió procedimientos disciplinarios contra Suárez, según informó en un comunicado, por "transgredir el artículo 48 y/o 57 del código disciplinario".

La delegación uruguaya presentó hoy un texto de descargo y un vídeo al Comité de Disciplina que incluye la polémica jugada y agresiones e insultos contra Suárez por parte de futbolistas italianos incluso desde la banca de suplentes cuando el delantero celeste cayó en las proximidades.

Suárez presentó además sus descargo personales a través del presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdéz, y del secretario general, Alejandro Balbi, que es además el abogado del futbolista y con quien tiene amistad desde hace años.

Uruguay venció el martes por 0-1 a Italia en el estadio Das Dunas de Natal, avanzó a los octavos de final y de paso eliminó a los azzurri del torneo.

Los expertos en reglamentos de la AUF confían en que el caso pueda ser zanjado con una amonestación para Suárez que es el máximo goleador histórico de Uruguay, con 41 conquistas.

Una eventual sanción dejaría al delantero celeste y del Liverpool inglés por lo menos fuera del partido de octavos de final que Uruguay jugará el próximo 28 de junio frente a Colombia

Lugano, que se perdió el encuentro frente a Italia por lesión, lamentó que con los comentarios sobre esa jugada "se quiera empañar" lo que calificó como "un gran triunfo" de Uruguay frente a Italia, "una potencia por donde se le mire", señaló.

"Además, el partido se jugó en Natal, con 35 grados, a una hora totalmente impropia y no leí nada en la prensa sobre eso", reclamó.

Sobre Colombia, el capitán uruguayo dijo: "es la selección que mostró hasta ahora el mejor fútbol en el Mundial".

"Jugó, ganó y goleó, va ser sin duda otro rival muy duro", afirmó Lugano.

La delegación celeste viajará mañana desde Natal a Río de Janeiro para encarar el último tramo de la preparación de cara al decisivo partido de octavos de final frente a los colombianos.

AGENCIAS