REDACCIÓN
25 de junio de 2014 / 02:06 p.m.

La mordida que ayer le propinó Luis Suárez al italiano Giorgio Chiellini ya tenía un antecedente, pues en la Copa Confederaciones del 2013, efectuada también en Brasil, en el duelo por el tercer lugar, el goleador intentó hacer lo mismo.

Desde ayer, cuando Uruguay venció a Italia y la eliminó de la Copa del Mundo, la acción de la mordida del atacante del Liverpool ha inundado las redes sociales y portales de información a nivel mundial, ya que es posible que el charrúa sea sancionado y quede fuera del Mundial.

En unas fotografías de aquel partido de la Confederaciones, se aprecia claramente que Suárez abre la boca cuando está casi sobre el cuello de Chiellini, además que en algún momento del juego de encararon y se dijeron de todo.

Será esta día, cerca de las 3 de la tarde, tiempo de México, cuando la FIFA determine si la estrella uruguaya será sancionada y quede fuera de la competencia, justo días antes de que su selección se mida a Colombia en los Octavos de Final.