JAIME GARZA
10 de junio de 2014 / 02:47 p.m.

Stefan Medina y Rodrigo Rojas no han perdido oportunidad alguna para acercarse al Chupete.

 

Arrancó la pretemporada de Rayados en Cancún sin su último capitán José Basanta, pero sí con la figura y líder en el vestidor, Humberto Suazo.

El gafete de capitán en el Monterrey no lo porta aquel que el resto sigue, sino aquel que cumple con el perfil de la institución. Basanta es hacia fuera la imagen ideal, pero al interior el que siempre ha mandado y ha sido el gran referente, es el Chupete.

Su liderazgo en esta pretemporada es más que evidente. Los refuerzos colombiano y paraguayo, Stefan Medina y Rodrigo Rojas, respectivamente, no han perdido oportunidad alguna para acercarse al mundialista chileno, ya reconocido como el mejor jugador en la historia del club.

El lunes al término de la práctica en el campo de golf del hotel, Medina y Rojas buscaron a Suazo con el que charlaron por espacio de 20 minutos.

Incluso, continuaron su convivencia durante todo el trayecto de vuelta a sus habitaciones.

Tanto Rojas como Medina exhibieron una postura de querer escuchar a su capitán de vestidor. De hecho, Suazo parecía el extrovertido al lado de ambos jugadores: Rojas de 26 años y Medina de 21.

Pero la integración de Rojas con Suazo se prolongó al trabajo que el equipo realizó la mañana de este martes en la playa al formar pareja en todos los ejercicios.

Cabe aclarar que Medina al igual que Darvin Chávez no trabajaron en playa porque se recuperan de sus respectivas lesiones.

Hoy por la tarde se espera la llegada del amigo de Suazo, el también colombiano Dorlan Pabon.