5 de agosto de 2013 / 05:23 p.m.

A 85 años del nacimiento del destacado artista Andy Warhol, que se cumplen mañana, su obra la cual marcó el nacimiento del Pop Art continúa vigente y es una de las mejores valuadas en el mercado del arte.

Ejemplo de ello es el retrato del cantante y actor estadounidense Rudy Vallee, el cual supuestamente fue creado por Warhol cuando tenía 10 u 11 años y que ayer salió a subasta por un millón 890 mil dólares.

El boceto fue adquirido en 2010 por Andy Field, quien pagó sólo cinco dólares por él y aseguró que un par de casas de subastas han constando su autenticidad; de acuerdo con el portal en Internet "hoyesarte.com".

Considerado uno de los personajes más influyentes de la pintura de la segunda mitad del siglo XX, el fundador y la figura más relevante del llamado Pop Art, el estadounidense Andy Warhol, nació el 6 de agosto de 1928 en Pittsburgh, Pensilvania.

Hijo de emigrantes checos, Andrew Warhola, su nombre real, inició sus estudios de arte en el Instituto Carnegie de Tecnología, entre 1945 y 1949, señala la biografía del artista disponible en "biografiasyvidas.com".

Tras graduarse, en 1949, se mudó a Nueva York, donde comenzó su carrera como dibujante publicitario para diversas revistas, como "Vogue", "Harper"s Bazaar", "Seventeen" y "The New Yorker", con la que rápidamente comenzó a ganar fama como artista comercial.

A la par de esas publicaciones, Warhol pintó lienzos cuya temática se basaba en algún elemento o imagen del entorno cotidiano, de la publicidad o las tiras cómicas, y pronto llegaron las exposiciones en diversas galerías.

Pionero en el desarrollo de fotografías de gran formato, en sus obras los rasgos expresionistas se eliminaron de manera progresiva hasta reducir su trabajo a una repetición seriada de un elemento popular procedente de la cultura de masas, que hacía evidente el mundo del consumo.

Debido a la evolución de técnicas, aquellas muestras alcanzaron la máxima despersonalización en 1962, cuando pasó a utilizar como método de trabajo un proceso mecánico de serigrafía.

Con esta tónica de trabajo reprodujo sistemáticamente mitos de la sociedad contemporánea, ejemplo de ello son las series dedicadas a Marilyn Monroe (1926-1962), Elvis Presley (1935-1977), Elizabeth Taylor (1932-2011) o Mao Tse Tung ( 1893-1976), así como su célebre tratamiento de las latas de sopa; todo lo cual realizó durante la fructífera década de 1960.

El uso de imágenes de difusión masiva, fácilmente reconocibles por todo tipo de público, como las ya mencionadas latas de sopa o los envases de un conocido refresco de cola, se convirtieron en uno de los rasgos más interesantes y constantes de toda su producción.

Otro de sus recursos plásticos era plasmar de forma cruda situaciones reales, como accidentes, luchas callejeras, funerales o suicidios. Fue así como constituyó "Electric chair", una de sus obras más significativas.

Las obras de esta época se caracterizaron por su libérrima manipulación y la polémica que suscitaron en su momento. Tanto por el uso del color, unas veces monocromo y otras fuertemente contrastada, pero en todo caso vivo y brillante; así como por la temática, que siempre resultaba provocadora y a menudo angustiosa.

Mediante la reproducción masiva consiguió despejar a los fetiches mediáticos que empleaba de sus referentes habituales, para convertirlos en iconos estereotipados con mero sentido decorativo.

En 1963 creó la "Factory", taller en el que se reunieron en torno a él numerosos personajes de la cultura "underground" neoyorquina. Para los conocedores de su obra, Warhol estuvo marcado por la frivolidad y la extravagancia que establecieron a la postre una línea coherente entre obra y trayectoria vital.

Warhol lo mismo era una característica de sus singulares obras, identificado por su peculiar aspecto andrógino y permanentemente tocado con un fleco rubio.

Consciente de su imagen como parte de su obra, fue uno de los primeros creadores en explotar su persona con objetivos promocionales, así, mediante un proceso de identificación, adquirió a los ojos del público significaciones propias de un producto publicitario más.

En 1963 inició una carrera cinematográfica basada en los mismos principios que su obra plástica (como la reiteración visual), de fuerte contenido sexual y erótico: "Empire", "Kiss" y "Chelsea girls". En una última etapa retornó a un formato más tradicional y rodó "The love" y "Women in revolt".

Según los estudiosos de su obra, las pinturas de Warhol no contienen elementos homoeróticos o que hablen claramente de su sexualidad, pues ese fue un tema que siempre evitó.

Warhol, insisten, fue siempre una persona muy reservada respecto a su vida privada, pues evitaba la comunicación directa y la expresión de sus sentimientos y emociones a los medios.

Consideran que su reacción hacia la gente, de desprecio por sí mismo, seriedad calculada y una aparente tolerancia hacia todo, sugiere una defensa completa ante un universo hostil y una renuncia e incapacidad para comprometerse.

Warhol falleció el 22 de febrero de 1987, tras una complicación derivada de una cirugía, no sin antes dejar una huella inconfundible en el mundo de la plástica mundial.

Notimex