15 de junio de 2013 / 07:44 p.m.

México • Una subasta de caricaturas recaudó hoy en esta capital más de 50 mil pesos (unos 3 mil 940 dólares) en apoyo a los periodistas mexicanos que han tenido que abandonar su lugar de origen por recibir amenazas.

El acto, convocado por Reporteros Sin Fronteras, la organización Periodistas de a Pie, la revista humorística "El Chamuco y los hijos del Averno" y ocho caricaturistas, subastó unas 30 obras de distintos "moneros" mexicanos.

Rafael Ángel Pineda, "Rapé", periodista y promotor de la iniciativa, pidió sobre este tema análisis y cercanía al Gobierno, sensibilización y sobre todo el apoyo de los periodistas.

"Tenemos que hacer ruido para que la gente vea que no somos un teclado, una cámara", apuntó Pineda. "Que sepa el mundo que somos seres humanos, que tenemos una vida y que no podemos permitir que nos amenacen, nos torturen, nos saquen de nuestro lugar de vida", resaltó.

El ex presidente Felipe Calderón representado como Hombre de Vitruvio con una calavera detrás, un joven cabizbajo que lleva colgando a la espalda su cámara de fotos a modo de petate, el mandatario Enrique Peña Nieto hablando de la compra de votos y una pistola humeante son algunos ejemplos de estas caricaturas, que lanzaban críticas a los políticos, la Iglesia, EU y el crimen.

"Rapé", caricaturista para las publicaciones mexicanas Milenio, Zócalo y El Chamuco, además de para Espacios Latinos (Francia) y Antitempo (Italia), argumentó en declaraciones que el humor y la burla corrigen conductas y dejan "bien inoculado el mensaje en la gente".

"Por eso creemos que a través del humor podemos hacer que (las personas) se acerquen a esta situación para que se sensibilicen", dijo Rafael Pineda, quien pidió al Gobierno "un análisis muy concienzudo" del asunto y que se acerque a la gente "con la capa caída", sin arrogancia.

"Tiene que quitarse la careta de ventanilla y de horario de atención", y dar la cara, la mano y una oreja, pidió.

Según datos de la ONG Artículo 19, casi la mitad de las amenazas que reciben los periodistas mexicanos proceden de funcionarios, ante lo que este caricaturista criticó que "no quieren que se sepa la verdad" y que el crimen organizado "existe porque se le permite". "El crimen organizado es el mismo Gobierno", añadió.

Sin embargo, "Rapé" señaló que la solución está, sobre todo, en los propios periodistas, a los que pidió mayor solidaridad: "Hay que empezar a tener sensibilidad entre nosotros, entre los compañeros de profesión. Lamentablemente he encontrado una indiferencia que no comprendo".

La subasta, tomada como una fiesta, recaudaba dinero con el fin de "ayudar de manera urgente" a los periodistas mexicanos desplazados o exiliados, a quienes se les hará llegar lo recogido a través de Reporteros Sin Fronteras y Periodistas de a Pie.

Daniela Pastrana, de Periodistas de a Pie, organización que "busca elevar la calidad del periodismo en México" a través del intercambio en charlas, talleres y otras actividades, como señala su sitio web, informó de que ahora hay ocho periodistas desplazados y 14 exiliados.

Reporteros Sin Fronteras publica como ejemplo en su página el caso de la periodista Verónica Basurto Romero, quien tuvo que abandonar México en marzo pasado por amenazas de muerte y persecuciones. "Por desgracia, muchos periodistas ejercemos nuestro trabajo con miedo", denuncia esta periodista de la capital mexicana.

Además de los convocantes ya mencionados, también fueron impulsores de esta iniciativa los caricaturistas Naranjo, Boligán, Patricio, Rius, El Fisgón, Helguera y Hernández.

EFE