8 de agosto de 2013 / 09:44 p.m.

Ciudad de México • La Encuesta Nacional de Adicciones establece que el consumo de la mariguana pasó de 0.8 por ciento a 1.5%, es de la mayor uso. Seguida por la cocaína con 0.5%, pero en los menores la anfetaminas, inhalables y estimulantes, resultan de mayor consumo.

La edad de consumo de la mariguana se redujo en 1.8 años, al pasar de 20.6 años en el 2002 a 18.8 años en el 2011.

Sin embargo, cuando se considera únicamente a los hombres, se observa un importante incremento en el consumo de esa droga al pasar de 1.7 a 2.2%. La siguiente sustancia de mayor prevalencia es la cocaína con un 0.5%.

En el Distrito Federal habitan alrededor de 9 millones de personas, de las cuales 32 por ciento bebe alcohol, 30% fuma tabaco y 8%consume drogas ilegales. Los inhalables son la droga preferida antes de los 14 años, sobre todo por las mujeres, destacó Rafael Camacho Solís, director general del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA).

Camacho Solís explicó que en las secundarias 23% de los alumnos abusó del alcohol en el último mes, y en el mismo lapso 16% fumó tabaco, 8% inhaló psicoactivos volátiles y 9% consumió drogas ilegales.

En México se tienen registrados5.7 millones consumidores de mariguana, de los cuales, 550 mil son catalogados dependientes a la misma, conforme a la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, pero aunque se trata de un porcentaje menor los estudios científicos sobre su impacto a la salud revelan que provoca cáncer testicular, infertilidad, depresión, psicosis e ideas suicidas.

El Instituto Nacional de Psiquiatría, junto con el Centro de Integración Juvenil, efectuaron la investigación “Legalización de la mariguana ¿A qué precio?”, donde por primera vez se presentan los estudios científicos sobre los grave daños que causa a la salud consumir cannabis.

En la investigación se establece que la mariguana, de acuerdo a la evidencia científica, tiene 400 componentes químicos y ocasiona afectaciones respiratorias, taquicardias, hipertensión, causa malformaciones en los neonatos o muerte súbita, aumento de riesgo cardiovascular, arritmias cardiacas severas, infertilidad, al igual que el cigarro provoca hasta en un 70 por ciento cáncer, principalmente de testículos.

Asimismo, el consumo de dicha droga disminuye el apetito sexual, propensión a contraer enfermedades como VIH/Sida, esquizofrenia y episodios psicóticos, paranoia, alucinaciones visuales y auditivas, trastornos de ansiedad, depresión, ideas suicidas y actos violentos, accidentes automovilísticos.

María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, comentó que el consumo de drogas en México es similar a la de Colombia y de Brasil, y detalló que el consumo de cualquier droga pasó un millón 051 mil 593 en 2008 (1.4%) en tanto que en el 2011 se elevó a un millón 198 mil 685 (1.5%).

“El cannabis en el funcionamiento endocrinológico muestra una disminución de las hormonas sexuales en ambos sexos. En hombre produce infertilidad por baja producción de esperma y aumenta hasta un 70 por ciento la posibilidad de contraer cáncer de testículos, disminuye el deseo sexual y hay alteración del ciclo menstrual en las mujeres”, dijo.

En el embarazo y en la lactancia, como el tabaco, precisó, los productos son de bajo peso y talla al nacer, además de presentar alteraciones en el perímetro craneal, malformaciones y muerte súbita. “El humo de la mariguana también afecta a los bebés y a los niños y a los no fumadores”.

En el aspecto mental, cannabis causa “alucinaciones auditivas o visuales, trastornos de ansiedad, depresión, causa trastornos psiquiátricos de tipo esquizofrénico, paranoia y su abstinencia ansiedad, fatiga, depresión, disminución del apetito y del sueño”

 — BLANCA VALADEZ