9 de mayo de 2014 / 05:29 p.m.

A Oribe Peralta se le cumplirá su sueño de jugar un Mundial, pero ahora sueña con cambiar la historia para México y levantar la Copa.

Indiscutible en la lista de Miguel Herrera, técnico del Tri, el 'Cepillo' se mostró tranquilo, pero a la vez emocionado por estar dentro de los convocados al Mundial de Brasil 2014, y este viernes, tras cerrar su preparación para enfrentar a Pachuca en la Vuelta de semifinales, el delantero dijo: "Estoy contento y orgulloso de representar a México en una competencia tan importante", luego se le cuestionó si se considera referente en la delantera mexicana y respondió: "Tenemos que ser los once los referentes, tenemos que ser una selección diferente, en la que todo sean líderes y vayan a buscar el ganar la Copa".

Oribe ha trabajado mucho en tu carrera para llegar a este momento, "son muchos años de trabajo, de frustraciones, de retos, pero bien ha valido la pena todo eso para poder estar aquí. No sé si llega en el mejor momento, pero llega en el momento que Dios decide".

No duda en que esta selección hará historia en Brasil, advierte que siempre hay que pensar así, "hay que pensar en hacer historia, en cambiar las cosas que se han hecho y mejorarlas, si no se va con esa mentalidad no se llegaría lejos", expuso.

Por tanto, confías en que se hará un mejor trabajo que en copas anteriores para México. "Yo confío plenamente en quienes van a estar ahí, que va a ser la mejor participación de México en un Mundial".

Cuestionado acerca de su considera que será el Mundial de Oribe, respondió: "Voy a disfrutarlo al máximo, probablemente será muy complicado que vaya al siguiente Mundial, entonces voy a tratar de disfrutarlo al máximo y aprender lo más que se pueda".

Lo que tiene muy claro es que quiere ser campeón del mundo, pues afirma que siempre es así, "tengo esa mentalidad cada vez que entreno, cada vez que hago para mi equipo trato de pensar en mejorar y en ayudar a ayudar al equipo donde estoy".

Peralta ya derrotó a Brasil en Juegos Olímpicos, espera repetirlo ahora en un Mundial, "vamos a tratar de hacerlo, sabemos que es un rival complicado siempre Brasil, pero México sabe cómo jugarle, tiene ese respeto de parte de ellos que saben que somos peligrosos y en cualquier momento les podemos ganar".

Sabe que va a enfrentar a defensas de mucha experiencia, pero ha jugado contra varios, así que no le preocupa, además siente que al estar acompañado de un gran equipo es posible salir con la victoria ante cualquier rival.

En cuanto qué va a recordar el día en que debute en una copa del mundo, el lagunero respondió: "Hacer que valgan la pena todos los momentos que pasamos, que valga la pena estar ahí, el dejar a la familia por estar cumpliendo un sueño".

Listo para enfrentar al Pachuca

Mientras tanto, Oribe se enfoca en el partido que este sábado sostendrá ante Tuzos de Pachuca por el pase a la Final del Clausura 2014.

"Creo que van a ver el Santos que jugó la Vuelta contra el América, vamos a estar bien enfocados en lo que nos toca, cada quien haciendo el rol que le corresponde".

Requerido en torno a la polémica que desataron las declaraciones del técnico Pedro Caixinha, quien llamó vulgares a sus jugadores, el atacante aclaró: "Se le da un sentido que no es, en el diccionario se indica que vulgar significa común, todos en ese partido tuvimos un juego común, no hicimos nada diferente a lo que veníamos haciendo, pero quieren hacer leña del árbol caído.

Es un término que lo entienden mal, nosotros no tenemos por qué hacer caso a cosas externas, sólo trataremos de dar el extra y creo que mañana a las 10 de la noche vamos a estar festejando".

También se le cuestionó si saldría de Santos de haber una oferta, a lo que respondió: "Eso no depende de mí, sino del Club, si quieren venderme a otro lado; yo tengo contrato y estoy muy a gusto aquí, pero si el Club decide venderme, me iré a cualquier lado, a donde sea. Nadie se me ha acercado".

CARLOS HERNÁNDEZ