27 de abril de 2014 / 03:44 a.m.

Una vez más los relevos fueron el talón de aquiles de los Sultanes de Monterrey luego de estar arriba 3-1 en la pizarra, en la quinta entrada el manager Miguel Flores sustituye a Fredy Rincón en la quinta entrada y todo se vino abajo al recibir siete carreras y aunque en la novena entrada con dos outs logró poner en aprietos a los veracruzanos terminó perdiendo 8-7 en la pizarra ante para dejar la serie 1-1.

El arranque fue prometedor pues, tras cinco entradas salio Fredy de la Cruz y entró Juan Pablo Menchaca quien viene regresando tras sufrir cansancio en el brazo. Sin embargo con un tercio de labor salio y dejo su lugar para Cesar Carrillo.

Sin embargo el relevó, tal y como ha ocurrido a lo largo de la temporada, no le resultó a la novena regia, tal y como lo demostró el bat del Águila con Cuco Cervantes quien pegó un imparable productor de dos carreras sobre Carrillo quien tuvo que soportar como los visitantes empataron momentáneamente el juego 3-3.

Pero esto solo seria el presagio de lo que se venía para los locales pues en la séptima entrada después un error de Alan Guerrero, quien también ingresó al monticulo, permitió que los veracruzanos dieran la vuelta con anotación de Osorio en tanto un doblete productor de Chávez incrementó la ventaja para los visitantes 5-3.

Posteriormente vendría la catástrofe, batazo de Castro que impulsa la carrera de Rivero y luego imparable de Castillo para que anote Chávez además un sencillo de Cervantes para que el Hacha Castillo lograra poner la casilla 8-3 después de siete completas.

Para la octava Sergio Pérez con sencillo productor de una carrera para acortar distancias que inició la reacción local.ya en la novena y con dos outs Edgar Quintero apareció como emergente para conectar un imparable productor de una carrera a cargo de Luis Alfonso García.

Posteriormente vino al plato Sergio Pérez quien con sencillo que pego en el pitcher lleno las almohadillas levantando

Vino el turno de Heber Gómez que con batazo al izquierdo logro dos carreras mas para ponerse a una de los veracruzanos levantando la euforia en las tribunas y el grito de ¡Si se puede! ¡Si se puede!

Pero antes de que se les esfumara el triunfo el manager escualo ordeno urgentemente el cambio de pitcher para enfrentar al siguiente bateador enviando al montículo a Jesús Pirela, en el turno fue Ramón Ríos quien terminó siendo ponchado para consumar la victoria 8-7 en la pizarra.

JOSÉ LUIS GARZA