Tomás López 
24 de mayo de 2017 / 10:01 p.m.

Consciente de que Sultanes luce muy completo esta temporada, el pitcher dominicano Ramón Ramírez llegó a la ciudad con el objetivo de ganarse un lugar en el cuerpo de relevistas del Monterrey.

El pelotero de 35 años de edad dijo estar bien físicamente y con su brazo en condiciones para tratar de integrarse lo más pronto posible al equipo.

“Como sabe tenemos al manager Félix Fermín que es dominicano y pude…tuve la oportunidad de hablar con él y creo que desde el principio vamos despacio, vamos bastante bien”, declaró Ramírez.
“Me siento bastante bien, esa fue una de las cosas que hablé con Fermín de cómo me sentía cuando venía, le dije que estoy “ready”, que estoy 100 por ciento”.

El jugador de 1.80 metros de estatura tiene experiencia de nueve años en la pelota profesional de las Grandes Ligas.

Ramírez ya jugó las dos últimas campañas en la Liga Mexicana de Beisbol. En el 2015 estuvo con los Toros de Tijuana y terminó con Tigres de Quintana Roo con quienes logró el campeonato.

Sus números fueron de 3-6 en ganados y perdidos, con 3.31 de efectividad, además de 22 salvamentos en 27 oportunidades.
El año pasado se mantuvo con los Tigres, donde tuvo marca de dos ganados y uno perdido, con 2.25 de carreras limpias, y 17 rescates en 20 oportunidades.

“Bueno creo que el reto mío es venir y ayudar al equipo para ganar, tú sabes, ya sea cerrando, ya sea en el séptimo, el octavo ining, yo creo que lo más importante aquí es ganar y para eso vine, para ser parte importante de este equipo”, indicó el relevista.
Ramírez jugó en las Mayores con del 2006 a 2014 con Rockies de Colorado, Reales de Kasas City, Medias Rojas de Boston, Gigantes de San Francisco, Mets de Nueva York y Orioles de Baltimore.

En la temporada del 2010 fue parte de los Gigantes que conquistaron la Serie Mundial.