TOMÁS LÓPEZ
14 de noviembre de 2017 / 08:10 a.m.

Dodgers y Padres van a protagonizar el regreso de juegos de Grandes Ligas y lo harán en un parque totalmente remodelado. La estrecha relación entre Grupo Multimedios y la oficina de MLB ha logrado concretar esta noticia que solo es una parte del amplio proyecto que se está trabajando.

“Multimedios y MLB comienzan su relación con los partidos en Monterrey de los Dodgers y los Padres, y daremos a conocer en unos días más novedades sobre el crecimiento del beisbol en Latinoamérica”, adelantó Guillermo González, vicepresidente de Deportes de Grupo Multimedios.

Para comenzar en grande con este proyecto en conjunto, en el estadio Monterrey ya se trabaja en varias mejoras que le van a cambiar la cara al inmueble no solo para los duelos de Grandes Ligas, sino para la actividad de los Sultanes.

Con una inversión estimada en 100 millones de pesos, la casa de los Fantasmas Grises vive una serie de remodelaciones que lo consolidarán a largo plazo como el parque más moderno de América Latina y lo dejará como un escenario ideal para juegos de Grandes Ligas.

Tras recibir casi 700 mil aficionados la temporada pasada en la Liga Mexicana (líder de la LMB), la directiva responde al compromiso con el beisbol con una serie de mejoras dentro y fuera del diamante que darán mayores comodidades al público en la tribuna y a los peloteros en el terreno de juego.

Julián Villarreal, director de Operaciones y Administración del Club de Beisbol Monterrey, señaló que buscan tener la certificación del personal de Major League Baseball para celebrar los partidos de Grandes Ligas anunciados para mayo en el Palacio Sultán.

Entre las obras destacan la instalación de un nuevo césped artificial y una iluminación con las características de parques de Ligas Mayores, además se colocarán butacas en la llamada zona de bleachers

“Es un cambio completo, una cara nueva es la que va mostrar nuestro Palacio Sultán que tanto queremos. Va a ser una modificación y una certificación que Major League está haciendo al estadio para poder tener juegos de cualquier nivel aquí en nuestro estadio”, declaró Villarreal.

Los trabajos incluyen contar con áreas más amplias y remodeladas en los dugouts, los clubhousesde ambos lados y en los bullpen.

También está la instalación de nuevas pantallas gigantes, un nuevo gimnasio, jaulas de bateo y un área especial para el trabajo de los terapeutas con jugadores en rehabilitación.

Un tema donde se dará un cambio muy notable es en la iluminación, que será cuatro veces mejor a la que se ha tenido las últimas temporadas.

“La iluminación es un tema importantísimo, orgullosamente les comparto que va ser el primer estadio en Latinoamérica con luz led, al nivel de los mejores estadios del mundo de beisbol”, señaló Villarreal.

“Será cuatro veces superior a lo que se tiene, y mucho más eficiente en consumo, pensando en lo ambiental. Es una iluminación que cumple con todos los requisitos que MLB nos está solicitando para tener juegos de Ligas Mayores aquí en el Palacio Sultán”.

Dijo que la empresa encargada de instalar las nuevas luminarias es la misma que diseñó la iluminación en parques como el de los de Astros de Houston, Yanquis o Mets de Nueva York.

“A la par de estar trabajando en las tribunas y otras áreas, uno de los cambios más notables que se presentarán será en el cambio de la superficie, que dejará de ser natural para ser un césped artificial de última generación, y la compañía encargada de instalarlo es la misma que puso el terreno sintético en la casa de los Rays de Tampa Bay”, agregó.

El directivo explicó que el nuevo césped artificial tiene los mayores avances en cuanto a bote y rodado de la pelota, y en cuanto al impacto que pueden tener los jugadores en sus rodillas o espalda.

De igual manera, la obra implica un nuevo sistema en el drenaje pluvial del campo.

“Creo que vamos a dar un gran paso con todo lo que se está haciendo, los fans le van a dar mucha vida a esto”, manifestó el directivo.

En este momento ya se trabaja con maquinaria pesada dentro del campo para que todas las adecuaciones sean terminadas para la primera semana de marzo del 2018.

SR