cortesía la afición
16 de marzo de 2015 / 09:19 p.m.

El Rebaño Sagrado vive un momento de alivio en medio de este semestre turbulento. La victoria en Puebla y los cinco puntos de ventaja sobre los Camoteros ponen a Chivas cerca de amarrar la permanencia en Primera División, aunque aún falta el tramo inal del torneo para que esto se decida.

El Chepo de la Torre ha declarado que cuenta con 30 jugadores y que cualquiera puede alinear como titular, pero la realidad es que en este momento actores secundarios, elementos que no habían sido considerados como indiscutibles se han ganado la oportunidad, han aportado goles, puntos, frescura al equipo rojiblanco y de cara al cierre del torneo, el técnico del chiverío tiene ante sí la encrucijada de aquién dejará en la banca, si a lostitulares a los que les ha dado la confianza o si pone a los que desde la banca le han cambiado la cara al equipo y el rumbo de su futuro inmediato.

La última palabra la tiene el entrenador.

Fernando Arce, un tipo de experiencia que ha ido cobrando protagonismo en el club, habló el pasado jueves de manera contundente, como si supiera que iba a entrar al campo con el partido perdido y con su incorporación y la del Cubo Torres le darían vuelta a la historia frente a La Franja.

"Tengo que estar a disposición en cualquier momento que se me requiera. Yo sé que seguramente terminaré jugando, me ha pasado en otras etapas y el trabajar me ha llevado a que al final tengan que contar conmigo", lo dijo Arce y así fue, solo tenía dos minutos en la cancha y el sábado mandó un centro venenoso al área, que la defensa poblana no supo cortar y de ahí cayó el gol del empate del Cubo Torres, en el segundo gol Hernández Neri ganó una pelota en la línea de fondo que terminó en las redes para darle el triunfoa los de Verde Valle, antes de queTorres marcara de nuevo.

La del Cubo es una historia similar a la de Fernando Arce, pues el delantero rojiblanco ha tenido muy pocas oportunidadeshasta la tarde del sábado, cuando el ariete se vistió de héroe y se ganó la ovación de a afición rojiblanca, presente en la tribuna del Universitario de la BUAP. Acaparó todos los relectores.

De los diez partidos que ha disputado el Rebaño, Érick Torres no fue citado en siete, en los cuales no fue ni a la banca y antes de la tarde histórica en Puebla el Cubo tan solo sumaba 22 minutos en la victoria contra Pumas y 10 contra Santos Laguna, desde esa fecha el atacante no era convocado por el Chepo de la Torre en un encuentro de Liga.

Chivas necesitaba dos goles, les quedaban 18 minutos en el partido más bravo de los últimos años y desde la banca salió un chavo de la cantera, un chico que llegó desde abajo, una historia difícil, de esas que tienen los grandes ídolos.

El Cubo y su hambre de gol, de sus ganas de trascender, tocó pocos balones, pero de esos dos terminaron en el fondo de las redes poblanas y el resto de la historia es felicidad interminable.

Fernando Arce apenas suma 31 minutos y el Cubo 62, y en Puebla fueron determinantes para el triunfo, así mismo le pasó a Aldo de Nigris, quien no lograba consolidarse como titular y viniendo de la banca le dio puntos importantes al Rebaño Sagrado. Hoy, el Chepo tiene un dilema.