1 de julio de 2013 / 03:03 p.m.

 El papa Francisco decidió anular todas las audiencias generales de los miércoles del mes de agosto y reiniciará sus encuentros públicos el 4 de septiembre, informó hoy El Vaticano.

La Prefectura de la Casa Pontificia dio a conocer que los días 7, 14, 21 y 28 del próximo mes Jorge Mario Bergoglio no impartirá sus catequesis semanales, aunque hace unos días se había comunicado que sí las tendría.

De hecho, en un principio se había informado que sólo las audiencias del mes de julio no se llevarían a cabo y que estas iban a retomarse en agosto.

Esta primera decisión del pontífice había preocupado a algunos de sus colaboradores más cercanos, por el tórrido y a veces insoportable calor que azota a la capital italiana en agosto.

El Vaticano, y en particular la Plaza de San Pedro, es una de las zonas que concentra más calor en toda la ciudad, sobre todo por la mañana y al mediodía, horario de las audiencias generales.

Ya en el mes de junio estos encuentros semanales, en los cuales participan en promedio 90 mil personas, tuvieron lugar al aire libre, lo cual provocó un significativo aumento en la atención médica de peregrinos por causa del intenso calor.

Por ello, cuando se conoció la intención del Papa de mantener las audiencias también en agosto se le propusieron alternativas como cambiar el horario para las tardes y rociar con agua San Pedro para bajar la temperatura.

De todas maneras las exigencias logísticas complicaban bastante la realización de esas reuniones y por ello, finalmente, estas fueron anuladas.

Pero quienes se encuentren en Roma durante el mes de agosto podrán ver al Papa ya que sí se mantendrán sus apariciones de los domingos al mediodía para el rezo del Angelus desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico vaticano.

De hecho Francisco pasará todo el verano en la capital italiana y no se trasladará a la residencia estiva de Castel Gandolfo, ubicada a unos 25 kilómetros al sur de Roma, junto al lago de Albano y en una zona mucho más fresca.

"El jueves 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de María Santísima, el santo padre celebrará la santa misa en la parroquia de Castel Gandolfo, y sucesivamente recitará el Angelus del Palacio Pontificio de la residencia estiva", indicó la Prefectura de la Casa Pontificia.

De esa manera Bergoglio respetará la tradición de los Papas de pasar la fiesta de la Asunción con los pobladores de Castel Gandolfo, aunque tras hacerlo regresará de nuevo a Roma.

— NOTIMEX