5 de julio de 2013 / 01:43 p.m.

 El sacerdote Adolfo Huerta Alemán —de la diócesis de Saltillo, conocido como padreGofo, quien además de ser religioso se viste de roquero, participa en manifestaciones como la megadeuda de Coahuila, apoyó al movimiento #YoSoy132 y declaró que no cree en Dios, ni guarda el celibato— fue suspendido seis meses de su ministerio.

La Congregación para la Doctrina del Clero le solicitó al obispo Raúl Vera López, responsable de la diócesis de Saltillo, un informe respecto a la situación de dicho sacerdote, ""el cual ha sido enviado inmediatamente al Vaticano"", informó en un comunicado la diócesis.

La congregación, puntualizó la diócesis, es la responsable de la disciplina de los sacerdotes y tiene particular interés en el caso de Adolfo Huerta, que ha sido abordado por la prensa. Se aclaró que ""no están comprobados los delitos de los que se acusa al padre Huerta Alemán"".

El actuar del sacerdote Gofo ha sido polémico y algunos de los feligreses que atiende espiritualmente se han quejado de su forma de vestir y de su labor religiosa, porque incluso en las misas porta un anillo de una calavera y así entrega la ostia.

El comunicado destaca que en acuerdo mutuo entre el obispo Vera y Huerta Alemán, éste ""se tomará un periodo de reflexión respecto a su vida sacerdotal, dejando de ejercer públicamente el ministerio por un lapso de seis meses""; se destaca que ""la separación no obedece a sanción alguna, ya que conserva su condición de vicario Parroquial en la iglesia El Señor de la Misericordia""; sin embargo, se inició la investigación del Vaticano, que podría determinar otro veredicto.

""Estos meses, el presbítero estará con asesoramiento espiritual y humano, para ubicar su servicio en una dimensión integral, como es deseo del mismo sacerdote, recordando que el profeta Elías buscó depender de Dios durante un retiro de tres años dentro y fuera de Israel, logrando hacer tras ello una evangelización profunda y radical con un impacto en todo su país"".

Gofo  se caracteriza por atraer feligreses disfrazándose (como luchador), con música rock y escribiendo cuentos distribuidos en internet. Se le ha encontrado en bares con mujeres y en su habitación tiene imágenes del Che Guevara. También reconoció haber sostenido relaciones sexuales con mujeres.

— EUGENIA JIMÉNEZ