25 de junio de 2013 / 01:32 p.m.

Sustancias tóxicas de Marte, como el perclorato, considerado el componente más corrosivo del planeta rojo, podría ser pieza clave para el regreso de los futuros vuelos al cuerpo, aseguraron investigadores de la organización Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con los investigadores, el perclorato, sales o ésteres de ácido perclórico, forma entre el 0.5 y el 1.0 por ciento del suelo de Marte conocido hasta la fecha, mismo que se forma a partir de cloruros a causa de la luz ultravioleta no bloqueada por la capa de ozono, a diferencia de lo que pasa en la Tierra.

A pesar de que este tipo de sustancias no dejarían que los humanos pudieran tener asentamientos en Marte, el estudio realizado por este instituto estadunidense y dirigido por el español Alfonso Dávila, encontró un beneficio, informó el portal "RT.com".

El aprovechamiento consiste en utilizar el perclorato amonio como combustible para regresar a la Tierra, ya que es usado como componente de explosivos y también de carburante sólido para cohetes, por ser un fuerte agente oxidante.

Otro de los beneficios consiste en la descomposición del perclorato, a través de calentamiento, para dividirlo en cloro, nitrógeno y agua; ésta puede ser descompuesta en hidrógeno y oxígeno, y este último hará mucha falta a los futuros astronautas.

Sin embargo, los expertos afirmaron que el perclorato es un veneno muy potente y podría inhibir la actividad de la glándula tiroides, lo que provocaría hipotiroidismo en los astronautas, además de tenerlos bajo amenaza de intoxicación por la acumulación del mismo entre los pliegues del traje, debido a los vientos frecuentes en Marte.

Notimex