14 de enero de 2015 / 07:47 p.m.

La pasión por el futbol es tanta que en ocasiones llega a niveles extremos.

Querer estar cerca de los jugadores, conseguir su autógrafo, tomarse la foto es lo que acostumbra el espectador.

Existen aficionados más radicales como tatuarse el escudo o algún símbolo representativo de su equipo a seguir.

Este aficionado de la Roma inmortalizó la 'selfie' que Francesco Totti en el empate a dos goles ante el Lazio, partido en el cual el delantero anotó los dos tantos, al tatuárselo en el antebrazo.

Tanta es la afición al futbol que es capaz de lograr este tipo de actos.

REDACCIÓN