30 de septiembre de 2014 / 06:09 p.m.

Dicen que para corregir un problema primero hay que aceptar el error cometido, algo que hoy el ex jugador del Monterrey, Jesús Manuel Corona, tiene más que claro en el Twente de Holanda.

Y es que el "Tecatito" regresó de las vacaciones pasado de peso y como medida disciplinaria fue enviado a la filial B, algo que en su momento le causó molestia, pero ahora entiende que era el castigo por haber cometido un error.

"Fue una distracción que tuve en las vacaciones, fue una falta de costumbre porque nunca había tenido un mes de vacaciones", aseguró el azteca, en una entrevista que publica hoy el diario Marca de España.

El jugador reconoció "que eso no estaba bien, que iba a haber un castigo y lo único que queda era aceptarlo y que sí, obviamente ellos tienen la palabra. A mí solo me quedaba trabajar. Así que como castigo me bajaron al segundo equipo y desde ahí le di vuelta a la página y me puse a trabajar".

Y ese trabajo dio su resultado, ya que en tres partidos de Liga suma un gol y dos asistencias.

"Esto se ha dado conforme lo he ido trabajando, tuve una recaída, me sirvió para levantarme, para despertar y empezar a trabajar desde cero. Ese gol, esos partidos que he tenido me los ha dado el trabajo", afirmó el delantero.

El estratega del Twente, Michel Jansen, observó la significativa mejoría en la forma física y en la actitud del joven mexicano y de nuevo lo convocó, e incluso lo colocó como titular, en los últimos cuatro partidos.

REDACCIÓN