30 de julio de 2014 / 05:12 a.m.

A pesar de la derrota 4 por 0 en manos de Tigres el estratega del Altamira Sergio Orduña siente que su equipo hizo un buen partido y fueron los descuidos pero sobre todo la falta de malicia lo que les propinó la derrota.

Orduña se?aló que hasta antes de los goles de últimos minutos en el primer tiempo el partido estaba parejo y ese par de anotaciones a balón parado descontrolaron tanto a sus futbolistas que perdieron la brújula.

"No lo esperábamos (la goleada), creo que hicimos un gran partido, esos dos goles del primer tiempo fueron por descuido, nos falta malicia, pecamos de inocentes, fueron tres goles a balón parado.

"Pecamos de inocentes y ellos aprovecharon, fueron contundentes, nosotros quisimos pero al final el marcador pesó, antes de esos dos goles al final del primer tiempo el juego estaba parejo. Cometemos un error de cometer un penal y un tiro de esquina y de ahí perdimos la brújula", dijo.

DIEGO ARMANDO MEDINA