22 de junio de 2014 / 03:45 p.m.

En cualquier caso, el entrenador recalcó que Australia no se conformará mañana sólo con defender.

 

Ange Postecoglou, seleccionador de Australia, dijo hoy que su equipo jugará mañana, en la última jornada del grupo B del Mundial de Brasil 2014, contra "los mejores del mundo", en referencia a España, y consideró que "no es un partido sin sentido", porque su conjunto quiere seguir su evolución.

"Nadie pensaba que España no fuera a ser uno de los favoritos para ganar el Mundial, pero ha sido un grupo muy duro de verdad. Tanto Chile como Holanda han jugado muy bien y yo he estado viendo los partidos de España, los he seguido con mucha atención y varias veces uno tenía la sensación de que España iba a ganar", declaró.

"En el partido contra Holanda podrían haberlo hecho y eso habría cambiado no sólo el encuentro, sino también el torneo. Un Mundial es así. España es la campeona del mundo y tengo un gran respeto hacia ellos. Son un equipo compuesto de campeones y nos vamos a enfrentar a ellos con mucho respeto", continuó en el Arena da Baixada de Curitiba, el escenario del encuentro entre ambos de este lunes.

"Vamos a jugar contra los mejores del mundo. Esperamos una España que jugará muy bien, con un equipo muy fuerte y que va a ser muy complicado", prosiguió Postecoglou, que anunció que su conjunto intentará "competir al máximo nivel" y recordó que su equipo ya sabía que en este grupo se enfrentaba a "tres potencias del fútbol".

En cualquier caso, el entrenador recalcó que Australia no se conformará mañana sólo con defender: "Sabíamos desde el principio que nos iba a tocar defender muchísimo, pero también queremos dominar los partidos de la mejor manera posible y aprovechar cada espacio que nos deje España para generar ocasiones y aprovecharlas".

"España domina la posesión del balón y tiene el control del campo, pero no somos el típico equipo que se queda atrás con los brazos cruzados. Somos valientes y vamos a seguir siéndolo, porque los futbolistas se sienten a gusto jugando así y es la mejor forma para conseguir buenos resultados. Lo que hagamos con el balón será tan importante como lo que hagamos sin él. Iremos arriba", avanzó.

Para él, no es un encuentro intranscendente, aunque las dos selecciones ya no tengan opciones de clasificarse. "Sólo hemos ganado dos partidos en cuatro Mundiales. Y mañana nos gustaría ganar porque sería una etapa más en el camino y en la evolución que queremos para convertirnos en lo que aspiramos ser", remarcó.

"No es un partido sin sentido, sino todo lo contrario. Queremos ganar. Voy a elegir un equipo que nos permita ganar. Es lo que queremos conseguir. Esperamos estar en el siguiente Mundial dentro de cuatro años y, personalmente, no quiere dejar escapar ninguna oportunidad para ganar un partido mundialista", continuó.

Por eso, insistió en que la idea de su equipo es "ofrecer el mejor rendimiento posible en el Mundial y ganar el partido de mañana". "Además, no nos olvidemos que nos vamos a enfrentar a los actuales campeones del mundo", destacó el seleccionador australiano, que repasó: "Nuestro juego ha recibido comentarios positivos".

"En el futuro tenemos que ver cómo podemos rendir mejor, claro que sí, pero tenemos un sistema en el que queremos seguir trabajando. Ahora hemos dado un primer paso, sabemos cuál es nuestra identidad y el tipo de fútbol que queremos jugar", añadió el técnico en conferencia de prensa, en la víspera del duelo frente a España.

Postecoglou, pendiente de la evolución de Milligan y Mark Bresciano, incluirá cambios en su alineación, uno de ellos obligado por la baja por sanción de su goleador Tim Cahill. "Sí y no tengo decidido quién le sustituirá. Todavía tenemos un entrenamiento y eso siempre tiene influencia en las decisiones que tomamos", dijo.

"Tenemos que ver cómo están los chicos, cómo se sienten. Después tomaré una decisión, pero en un partido como el de mañana es importante analizar qué jugador puede tener mayor impacto. Vamos a hacer algunos cambios", explicó el técnico, que confirmó que Milligan tiene más opciones que Bresciano de jugar, aunque esperará hasta el último momento para ver si ambos están en condiciones.

EFE