21 de mayo de 2013 / 02:44 p.m.

 Un supuesto exorcismo realizado por el papa Francisco desató una polémica en El Vaticano que llevó al canal televisión TV2000, propiedad de los obispos italianos, a pedir disculpas públicamente por difundir una noticia parcial.

El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, se vio obligado a negar que el líder católico haya exorcizado a una persona en plena Plaza de San Pedro, luego que ese canal difundió unas imágenes de Jorge Mario Bergoglio imponiendo las manos sobre un muchacho.

El episodio efectivamente tuvo lugar el domingo 19 de mayo en la plaza vaticana, después de la misa de Pentecostés presidida por el obispo de Roma ante unas 200 mil personas.

Como es costumbre en sus ceremonias públicas, al final dedicó un largo rato a los enfermos; mientras los saludaba llegó el momento de un adolescente acompañado por un sacerdote que intercambió algunas palabras con el Papa quien inmediatamente puso las manos sobre el joven.

Al instante de la imposición de sus manos rezó por unos instantes mientras el muchacho agitaba la cabeza y se movía, casi como si sufriera espasmos. Luego se calmó cuando Bergoglio dio por concluido su gesto, que duró no más de 20 segundos.

""El Santo Padre no tenía intención de cumplir algún exorcismo. Sino, como hace frecuentemente para las personas enfermas que le presentan, ha simplemente rezado por una persona sufriente que le había sido presentada"", aclaró Federico Lombardi.

Con esas palabras el sacerdote jesuita salió al paso de las especulaciones suscitadas luego que TV2000 difundiese las imágenes del episodio referido, que hasta ese momento habían pasado extrañamente desapercibidas en los grandes medios de comunicación.

La oración del Papa sobre el supuesto endemoniado captó un gran interés público. Por eso el director de la televisión episcopal, Dino Boffo, salió a pedir disculpas el mediodía de este martes por haber puesto en circulación una "noticia parcial" y adelantó que "no volverá a ocurrir".

Notimex