— GUSTAVO MENDOZA LEMUS
22 de julio de 2013 / 02:07 p.m.

En Teoría de Gravedad, la danza está viva. La compañía regiomontana de danza contemporánea ofrecerá un programa renovado de cara a su vigésimo aniversario.

Para celebrar, la agrupación ha diseñado "Una danza viva", un programa novedoso que presentará en una función de gala este jueves, a las 20:00, en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

Lejos de presentar una función retrospectiva, la compañía ha preparado un programa con tres piezas, dos de ellas de reciente creación.

""En la danza tienes que innovar, por eso es que las piezas permanecen"", expresó Aurora Buensuceso, bailarina, coreógrafa y una de las fundadoras de Teoría de Gravedad.

Para la función conmemorativa, la agrupación presentará un programa compuesto por las piezas “Ojos ciegos”, “Fuego que danza bajo la lluvia” y “En el imaginario del corazón”.

La gala de aniversario cuenta con el apoyo del Conarte, el DIF Monterrey y el Feel Grow.

Los iniciosLa agrupación nació bajo la idea de varios bailarines que se encontraron en San Luis Potosí. Ahí coincidieron Talía Leos, Abril Palomino, Noé Soto, Karla Vázquez y Ruby Gámez. Meses después sería invitada Aurora al proyecto; de ellos, ahora sólo Gámez y Buensuceso permanecen en la compañía.

Desde 1993, año en que se dio la unión, hasta la fecha han pasado muchas cosas. Presidentes, gobernadores, la masificación de internet y los celulares, mientras Teoría de Gravedad se fue posicionando como una propuesta cultural sólida en el estado.

“La pieza de ‘Ojos ciegos’ es de reciente creación aunque ya la presentamos. Es compartida entre Ruby y yo, y creo que es como una fotografía de lo que ha pasado en estos 20 años”, comenta Aurora.

En 1993 la situación cultural era muy distinta en Monterrey. Por iniciativa de Teoría se llevó la danza contemporánea a espacios urbanos como la Macroplaza o la calle Morelos, además de siempre promover un discurso de puertas abiertas para los nuevos valores.

Una plataformaAdemás de Ruby y Aurora, Teoría de Gravedad cuenta con la participación de los bailarines Erika Arévalo, Denisse Echartea, Verónica González y Luis Rodríguez.

""El trabajo aquí es muy sincero, es un aprender de todos y creo que por eso es una compañía innovadora"", comentó Erika Arévalo.

La compañía se ha caracterizado por su innovación. Si bien salen a la calle a presentarse, también han montado una coreografía sobre un automóvil en el escenario. Todo ello los ha llevado a ser considerados un referente a nivel nacional, al ser invitados a participar dentro del certamen Ópera Prima el año pasado.

""Considero a Teoría como una plataforma que nos permite crecer en la danza contemporánea"", agregó Verónica González.

Oferta en expansión

Desde hace nueve años, Danza Regia ha sido un espacio para la enseñanza y promoción de la danza. Ubicado en Ángela Peralta y Miguel Hidalgo, en el centro, el espacio nació de una innovación de Teoría de Gravedad: convertirse también en una promotora cultural.

La iniciativa, en cambio, no surgió de la noche a la mañana. La compañía también ha enfrentado de la falta de apoyos o de su propia dinámica de innovación, como sucedió con la suspensión del programa de danza urbana que celebraban año con año.

Con o sin apoyos institucionales, Teoría de Gravedad también ha visto florecer y decrecer el gusto entre el público por la danza contemporánea.

""Nos tocó la transición de que si el público iba o no. Con el pasar del tiempo nos ha tocado ver esa transición del público, tenemos gente que nos sigue desde el principio pero también hay que se integra al proyecto. Nosotros quisiéramos que fueran las masas pero sabemos que depende de muchas cosas"", indicó Aurora Buensuceso, directora de la compañía.