26 de noviembre de 2014 / 03:38 a.m.

Con una racha de 10 encuentros consecutivos sin conocer la derrota llegarán los Tigres de la UANL a la liguilla del Torneo Apertura 2014, con el objetivo de obtener su cuarto título en Primera División del futbol mexicano en toda su historia.

El club felino nació en marzo de 1960 en un cambio del equipo Jabatos, que fue cedido en su momento a la Universidad Autónoma de Nuevo León, y ahí surgieron los Tigres.

Los nuevoleoneses comenzaron desde entonces su andar en el balompié mexicano y los frutos llegaron hasta la temporada 1975-1976 al conseguir su primer título, que fue en el torneo de Copa.

Los siguientes años fueron mejores para los felinos, llegó a la dirección técnica el uruguayo Carlos Miloc, quien llevó al equipo a conseguir su primera corona en el máximo circuito del balompié nacional.

Esto se dio en la temporada 1977-1978, luego que se impusieron en la final a los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México, con un marcador global de 3-1.

En los años siguientes, el conjunto buscó de nueva cuenta obtener un título y lo logró en la campaña 1981-1982, también bajo las órdenes de Miloc, cuando derrotó al Atlante.

Para los de la UANL esos fueron sus años de “gloria”, pero después llegó una larga época donde vivieron satisfacciones y sin sabores, entre estos últimos el descenso a la entonces llamada Primera División A.

En el circuito de ascenso obtuvieron los títulos en los certámenes Invierno 1996 y Verano 1997, lo que les permitió volver a la Primera División del futbol mexicano.

De ahí, lograron hacer presencia en torneos internacionales como Interliga y Copa Libertadores, pero para conseguir una nueva estrella en México tuvo que pasar un largo trecho.

Fue hasta el Apertura 2011 cuando, bajo las dirección del estratega Ricardo Ferretti, consiguieron el campeonato al derrotar a Santos Laguna con global de 4-1.

Ahora, los felinos lucharán por sumar otra estrella en este Apertura 2014, y por lo pronto enfrentarán a Tuzos del Pachuca en los partidos de cuartos de final, a los que llegará precedido de 10 encuentros sin conocer la derrota.

El descalabro más reciente que tuvieron los auriazules fue en la séptima jornada, en la cual cayeron 2-0 frente a Jaguares de Chiapas, por lo cual luce como favorito sobre los Tuzos, que terminaron en la séptima posición de la tabla general.

Sin duda alguna, Tigres llega a la liguilla en su mejor momento, pero enfrentarán a un complicado rival que tratará de lograr también otro título en el balompié nacional.

NOTIMEX