27 de abril de 2014 / 02:03 a.m.

Consciente de que no se podía perder, Tigres le dio a su afición el último triunfo del torneo antes de despedirse de éste la noche del sábado ante Atlas, para así llegar a 21 unidades en 17 jornadas y de paso dejar fuera a su rival, Atlas de Guadalajara.

Tigres comenzó el duelo con cambios sorpresivos en su alineación, Carlos Salcido y Danilinho no estuvieron en la oncena titular, sus lugares fueron tomados por Damián Álvarez y Jesús Dueñas.

Así los de San Nicolás de los Garza iniciaron tomando la posesión de la pelota, buscando por todos lados hacer el gol que hiciera que su afición se levantara de las butacas, esas que lucieron vacías en algunos sectores.

Con un Atlas bien ubicado en el terreno de juego, los de San Nicolás buscaban variantes por todos lados, e iniciaron a hacer daño a la cabaña rival, el minuto 17, Darío Burbano sacó un disparo fuera del área tras un pase de Pulido por el lado derecho, sin embargo Lucas Lobos desvió el esférico y evita el gol felino.

Pasaron menos de 7 minutos cuando Guido Pizarro en dos ocasiones seguidas puso a temblar la red de Federico Vilar después de que al minuto 24 el argentino sacó un testarazo dentro del área luego de un centro por izquierda de Damián Álvarez, el esférico terminó encima del arco.

2 minutos más adelante, nuevamente Pizarro disparó con la pierna derecha un balón que se escurrió al ras del pasto rosando el poste derecho de la portería rival.

Pero no fue sino hasta el minuto 36 cuando después de tocar el balón en triangulación, primero Jorge Torres Nilo para Damián Álvarez y éste centrando justo a la cabeza de Hugo Ayala, cuando el gol llegó luego de que el defensa auriazul se levantó en el punto penal como un auténtico delantero y metió un cabezazo con fuerza para poner el 1-0.

Antes del término del primer tiempo, Damián Álvarez de pierna derecha pegó un esférico en el travesaño a larga distancia, así los de Tuca Ferretti se fueron al vestuario esperando mantener y aumentar la ventaja en la parte complementaria.

Para el segundo tiempo Atlas fue más ofensivo, rápidamente tuvo dos jugadas de gol, la primera Sergio García logró tapar un arribo por derecha y al dejar el balón a la deriva un elemento de Atlas abanicó el esférico, al final Ayala rechazó el balón.

Tigres replegó a su gente para evitar estar siendo atacado, la línea de cuatro ofensivos estuvieron atentos de gente como Rodrigo Millar que estaba comenzando a ser un dolor de cabeza.

Atlas comenzó a dejar espacios abajo, Tigres con contraataques constantes iniciaron a tocar la puerta rival, al 52, Lucas Lobos quiso sorprender a Vilar con un disparo fuera del área, sin embargo el esférico pasó por encima de la cabaña.

El futbol se volvió cerrado, Tigres fue menos ofensivo y con algunos cambios Tomás Boy buscó el triunfo, al minuto 65 Maikon Leite tuvo la oportunidad de gol cuando se sacó a dos elementos felinos, se perfiló de pierna zurda y sacó un disparo que terminó en el poste de El Matute.

Los minutos pasaban y mientras Tigres adelantaba líneas, Atlas aprovechó esto y con un pase filtrado desde media cancha, Jahir Barraza, quién entró de cambio, le gana la espalda a los defensas de Tigres y en el mano a mano con Matute dispara de pierna zurda para anotar el empate.

Sin embargo la desesperación por ir al frente, traicionó a los rojinegros, al 75 Gringo Torres en un contra ataque tomó el balón en media cancha, se lo cedió a Pulido quien hizo un recorte al defensa y de derecha le pegó raso a la izquierda de Vilar quién no pudo ser nada para evitar el 2-1.

De esta manera es como Tigres pudo despedirse del torneo con un triunfo ante su afición, esperando que el Apertura 2014 sea de mejor provecho para ellos.

JAIR RAMOS