30 de julio de 2014 / 02:22 a.m.

Tigres arrancó muy fiera la defensa del título de la Copa MX al golear 4-0 a los Estudiantes de Altamira, en la jornada inaugural de la edición Apertura 2014 del torneo copero.

Con un plantel plagado jóvenes o suplentes, apuntalado con el refuerzo Joffre Guerrón, la escuadra universitaria arrancó de gran forma su participación en el certamen.

Con goles de Guerrón, José Rivas, Antonio Briseño y un golazo del chamaco Uvaldo Luna, el equipo auriazul siguió con su plan intratable en la Copa MX.

Unos 25 mil aficionados acudieron a la invitación de su equipo y salieron sin duda con una sonrisa tras disfrutar una agradable noche de martes con una goleada más de su escuadra.

"Estoy feliz, contento con el funcionamiento. Lo importante era conseguir los es puntos", expresó Briseño, anotador del tercer gol del juego al final el partido, "cualquier oportunidad de jugar hay que aprovecharla".

En la parte final del primer tiempo los felinos tiraron un par de zarpazos que dejaron lastimados a los Estudiantes.

Al 43' Briseño fue derribado dentro del área de los tamaulipecos y el silbante Victor Bisguerra no dudó en decretar la pena maxima. Guerrón tomó la pelota y acertó el cobro, venciendo al arquero Justin Guerrero hacia su palo izquierdo.

Ya en la compensación de esa primera parte llegó el segundo tanto. Gerardo Lugo cobró un tiro de esquina y en el centro del área grande "La Palmera" Rivas conectó la pelota de cabeza para el 2-0.

En otro cobro de tiro de esquina, pero ya en la segunda parte, el "Pollo" Briseño se levantó en el área y depositó la pelota en las redes para el 3-0.

Tigres utilizó en el partido a juveniles como Jesús Arreguín y Genaro Castillo, desde el inicio, y a Hugo Sifuentes, Ramón García y Uvaldo Luna, quien cerró la cuenta con el mejor gol de la noche.

Luna, mundialista mexicano Sub 20 en el pasado Mundial de Turquía, realizó un doble recorte en linderos del área y luego desde ahí sacó un zurdazo que venció a Guerrero, para sentenciar la goleada.

En dos partidos jugados en menos de tres días Tigres hizo ocho goles y sacó un par de triunfos sin el que hasta el torneo pasado fue su mejor goleado, quedando claro que el equipo no extraña a Alan Pulido.

ÓSCAR SÁNCHEZ