Tras haber logrado quedar invictos de visitantes en el pasado torneo regular, en Tigres no se conforman y se trazaron el objetivo de volver a hacerse fuertes en casa, aseguró el portero Nahuel Guzmán."Tratamos de hacer un equipo más fuerte en todos los sentidos; ser un equipo regular en cuanto al juego. Tenemos que empezar a tener una identidad, exponer nuestro juego y hacernos un equipo respetado de local para ir encaminado al campeonato", indicó el "Patón".Guzmán fue autocritico y explicó que en el primer tiempo ante León no fue muy bueno, por lo que esperan mejorar este próximo sábado cuando reciban a Xolos."El primer tiempo (León), fue malo de parte de los dos, no encontramos la tenencia del balón, alguna que otra llegada, el segundo tiempo mejoramos los dos equipos. Esperemos ser un equipo organizado y ordenado en la defensiva para después darles ese espacio a nuestros volantes creativos. Intentaremos hacer nuestro juego (ante Tijuana) y ser un Tigres respetado de local", agregó.Finalmente, el portero argentino confía en que todos los jugadores ausentes por lesión se recuperen pronto; sin embargo, recalcó que no hay excusas para el encuentro ante Xolos de Tijuana."Hay lesionados que ya vienen del campeonato pasado. Habrá que ocuparse para que se recuperen rápido, para que puedan volver a participar. No hay mucho para preocuparnos se tendrá que preocupar el cuerpo médico para la recuperación, pero (estamos) tranquilos, no creo que sea nada preocupante por ahora. No hay excusas", comentó.MAYELA SANTOYO
20 de enero de 2015 / 09:08 p.m.