27 de febrero de 2014 / 02:17 p.m.

Para poder palomear el primero de los objetivos cumplidos en el semestre felino, Tigres necesita ganarle esta noche al Puebla y con esa idea saltará a las 21:00 a la cancha del estadio universitario en busca de conseguir el boleto a los cuartos de final de la Copa MX.

Una victoria esta noche ante la Franja significaría el pase a la siguiente ronda de la Copa MX, uno de los objetivos que se trazó el equipo de Ricardo Ferretti desde el arranque de año, aunque solo sería un paso pues la verdadera meta es alcanzar el campeonato en el torneo copero, pero para ellos se necesita dar ese paso hoy.

Tigres ha marchado en gran forma en la edición del clausura 2014 de la Copa, tanto que hasta el arranque de la quinta jornada que se juega esta media semana, los felinos eran sublideres del certamen, solo por de bajo de Rayados quien tomó el liderato la semana pasada.

El animo en el seno de Tigres ha cambiado desde el sabado pasado, pues el equipo logró salir de la mala racha y consiguió su primer triunfo en la Liga ante el Veracruz, algo que seguramente jugará a su favor para sus proximos compromisos, empezando esta noche.

Cabe señalar que el principal rival de Tigres en el grupo 2 de la Copa es precisamente su rival de esta noche, el Puebla, pues asi como un triunfo los metería en los cuartos de final, un escalabro ante los de Angelopolis complicaría en demasía el pase, pues con ocho unidades, la Franja llegaría hasta 11 puntos, a solo uno de los felinos que marchan como lideres con 12.

Para este duelo, Ricardo Ferretti decidió concentrar a todo su plantel, excepto los lesionados Israel Jimenez e Ivan Estrada ademas de Carlos Salcido que sufrió una torcedura en el tobillo y no será arriesgado para que pueda estar listo para el fin de semana y Alan Pulido que llegó anoche de su concentración con la selección mexicana.

Asi entonces, esta noche los universitarios van por el pase a la "liguilla" de la Copa MX, alargar una buena racha de juegos sin perder entre Copa y Liga y volverle a regalar una media semana de alegría a toda su afición que ya se ha vuelto una costumbre.

DIEGO ARMANDO MEDINA