30 de marzo de 2014 / 03:02 a.m.

Esta vez el futbol no estuvo de lado de Toluca pero sí la efectivad, por eso, le bastaron dos descuidos de su rival para sumar una victoria más que los pone a un punto de clasificarse a la liguilla. Esta vez la victima fueron los Tigres a quienes derrotaron en tiempo de compensación 2-1 a pesar de que los felinos dominaron todo el juego pero no pudieron concretar las llegadas que generaron.

Con esta victoria los Diablos llegaron a 28 puntos y están a uno el liderato general, misma unidad que la próxima jornada ya podría darles su pase a la fase final del torneo. Por su parte los Tigres se estancaron con 14 unidades y están muy cerca de la eliminación.

CAMBIOS ESCALATAS

La rotación de jugadores continuó en el cuadro de los Diablos Rojos, ahora con variantes en mediocampo pues el uruguayo Juan Manuel Salgueiro salió como titular en el área de enganche, mientras que en la delantera Carlos Esquivel recibió oportunidad en el extremo izquierdo. El resto del 11 inicial escarlata fue con su acostumbrada base, Talavera en la portería, Da Silva y Galindo en la central, Ponce y Rojas por los costados, Tiago y Ríos en la contención y arriba Brizuela apoyando a Velázquez en labores ofensivas.

Por su parte los Tigres solo tuvieron la ausencia por lesión del volante Damián Álvarez, aunque no les afectó mucho pues a la ofensiva plantaron un ataque que en el papel lucía poderoso con Lucas Lobos, Brubano, Danilo Verón y Alan Pulido.

PUNTOS DE LIGUILLA

Para los dos equipos este partido representaba unidades imporrantes en sus aspiraciones de liguilla. Para Toluca era esa posibilidad de quedarse a un paso de amarrar su pase a la fiesta final, mientras que para los Tigres, era una de sus últimas cartas para meterse ene los mejores ocho de la liga.

Los dos querían ganar y como tal propusieron el partido. Toluca con su acostumbrado esquema ofensivo, de mucho toque de pelota y de hilvanar poco a poco sus llegadas, eso si, también de cambio de ritmo y velocidad cuando están en campo contrario.

Sin embargo, los escarlatas se toparon con unos Tigres con líneas muy adelantadas, que apretaron desde la salida del Toluca e imposibilitaron su acostumbrado concierto de pases. Además, los felinos por momentos tuvieron más la pelota y fueron insistentes sobre el arco de Alfredo Talavera.

LO ABRE EL GOLEADOR

La propuesta de Tigres, abrió la puerta para que Toluca solo pudiera hacerles daño mediante la velocidad, y fue así como apenas al minuto 11 se rompió la paridad en el marcador, en una jugada de desequilibrio de Isaac Brizuela, un pase preciso de Carlos Esquivel y el sello del goleador Pablo Velázquez para darle la ventaja a los locales.

La anotacion llegó cuando Brizuela recuperó el esférico desde su propio campo, se quitó a varios rivales y cambio de juego para Carlos Esquivel, quien entró solo por izquierda y de primera mandó un pase medido a segundo poste, ahí parcía que Pablo Velázquez volvería a centrar a la entrada de Brizuela, pero sorprendió a todos al rematar de cabeza directo a puerta y abrir el marcador, 1-0 en favor de los Diablos Rojos.

TIGRE AGUERRIDO

Parecía que la anotación podría traerle tranquilidad a Toluca, que intentó imponer su ritmo de partido pero no pudo ante unos regíos que no cambiaron su esquema de juego pese a la desventaja, mantuvieron su apretada marca sobre el rival, sobre todo en mediocampo y por más de 20 minutos dominaron a unos Diablos que de repente perdieron la exactitud en sus pases.

Fueron minutos de apremio para los Diablos Rojos pues Tigres no los dejó salir de su campo y al minuto 22 a putno estuvieron de empatar, un balón en el área chica que le cayó a Alan Pulido, quien disparó con potencia pero antes de que el balón entrara a puerta se topó con la espalda de Paulo Da Silva.

La más clara de Tigres en esos minutos fue al 28' en una jugada que en tres tiempos dejó amarrado el grito de gol en las gargantas de los pocos aficionados felinos que llegaron a la capital mexiquense. Primero, Lucas Lobos disparó desde fuera del área directo al angulo superios derecho, pero hasa ahí llegó la mano de Talavera para mandar a tiro de esquina. En el cobro, Pulido se adelantó a su marca y remató de cabeza, testarazo que se estrelló en el larguero y después fue sacado por Da Silva.

En el segundo córner, el balón fue prolongado por Pulido y se paseó por toda el área escarlata hasta que un manotazo del portero Talavera evitó que Burbano hiciera posible el remate que ya preparaba.

Toluca ajustó en medio campo y al final de la primera parte se sacudió un poco la marca, pero en el inicio de la segunda mitad no pudo evitar que los Tigres por fin materializaran ese se dominio.

Fue una jugada que los felinos intentaron todo el tipo: el tiro de media y larga distancia. Esta vez el defensa José Francisco Torres tomó la pelota, y ante la débil marca de la zaga escarlata, llegó hasta los linderos del área grande y ahi sacó un zapatazo que se anidó en las redes al minuto 50, lo suficientemente esquinado para evitar el vuelo de Talavera y poner el 1-1.

PERDONAN

El ampate abrió aún más el juego, Toluca ingresó a Nava para tener mayor presencia en el campo rival y hasa corrió riesgos defensivos en pos del gol de a victoria, huecos en la zaga que aprovechó Tigres para generar oportunidades mediante el contragolpe.Así las acciones se hicieron de ida y vuelta en los dos arcos, con llegadas de ambos equipos y hasta increíbles fallas que evitaron que se rompiera el empate.

Primero fue Tigres al 66' jugada donde Lucas Lobos recibió el balón dentro del área y engañó que devolvería una pared, con eso se quitó a dos rivales y quedó sólo frente a Talavera pero a la hora de definir disparó suave y desviado.

Despues, al minuto 78 la falla fue de Toluca, un tiro de esquina que fue prolongado a segundo poste, justo donde estaba sin marca Raúl Nava, quien cabeceó pero justo a la posición del portero felino.

AGÓNICA VICTORIA

El partido estaba por finalizar y parecía que el empate quedaba sellado, hasta que al minuto 92 vino un tiro de esquina pasado que parecía salir, hasta ahí llegó Da Silva para fescatar la peloa y recrentar para la llegada de Raúl Nava quien punteó el balón y lo mandó al fondo para el gol de la victoria.