17 de octubre de 2014 / 06:49 p.m.

Históricamente Tigres ha sido una franquicia con problema para encontrara buenos centros delanteros; en la época moderna no es la excepción.

Desde la salida de Héctor Mancilla en el 2011, Tigres ha fracasado con la contratación de seis centros delanteros: Emanuel Villa, Edno Cunha, Luis García, Emanuel Herrera, Marco Ruben y Hérculez Gómez.

Manteniendo la saga defensiva del campeonato (2011), el medio campo reforzado con Egidio Arévalo, la portería resguardada por Nahuel Guzmán, mas la creatividad de Lugo y Guerron; el equipo de San Nicolás luce a tan solo un buen centro delantero de ser un contendiente al campeonato mexicano.

Tomando en cuenta que los últimos fracasos han llegado del extranjero, la directiva felina ha limitado su búsqueda al mercado nacional. Lamentablemente se han topado con una liga sin muchas opciones:

Mauro Boselli: El jugador de León es el deseo de todos los equipos con necesidad de atacantes. Al conocer del interés de varios equipos por su delantero, la directiva de León reajusto su contrato en los últimos meses, haciendo prácticamente imposible su salida a otro club.

Darío Benedetto: El llamado “Pipa” llama mucho la atención al verlo jugar; posee un gran tiro de larga distancia, además de ser letal al contragolpe. Desafortunadamente hay varios reportes que lo mencionas como un jugador poco amigable y de carácter irritable. Juntar una personalidad así con la de Ricardo Ferreti tendría latas posibilidades de conflicto. Esto último es lo que hace dudar a los directivos para accionar el gatillo hacia Bendetto.

 Las dos principales opciones de Tigres cada día lucen más lejos de concretarse, mientras Boselli económicamente es inalcanzable, Benedetto no convence por sus problemas de personalidad.

Tigres continua con la búsqueda y ya revisan otros nombres del mercado nacional: Ariel Nahuelpan, Luis Gabriel Rey, Enrique Esqueda y Matías Britos.

 REDACCION