23 de noviembre de 2014 / 12:29 a.m.

Tigres cerró el torneo con broche de oro. Ganó su partido, saltó hasta el segundo lugar general, llegó a 10 juegos sin perder y consiguió el ansiado boleto a la Copa Libertadores de América del 2015.

Fue un agónico 2-1 que se definió al minuto 91 en los pies del único "fantástico" que queda en la cancha de los campeones de hace tres años y que festejó con todas sus fuerzas descargando toda su alegría ante los incomparables que festejaban el triunfo auriazul. 

El gol que definió el encuentro se dio a base de corazón, riñones y técnica individual. Joffre Guerrón desbordó por derecha, metiendo cuerpo y cayéndose avanzó, puso un centro poderoso y con fuerza que controló Damián Álvarez con la pierna derecha pero que definió con un zurdazo cruzado que alcanzó a topar en Hérculez Gomez, aunque ya llevaba dirección de gol. 

El festejo de la afición felina fue largo, prolongado y esperado. Jamás dejaron de apoyar al equipo y la recompensa llegó así al final, tanto para los incomparables como para "el enano" que fue de los más insistentes en el encuentro. 

El resultado fue justo ya que Tigres en todo el partido fue quien creó las oportunidades mas claras. Desde la primera mitad el equipo fue al frente y por falta de coto sendos sufrió de más. 

Al minuto 4 se creó la primera sensación de peligro felino con un desborde de Damián Alvarez por la izquierda que recortó hacia adentro y sacó un centro que no pudo rematar Joffre Guerrón y la pelota se paseo por toda el área chica. 

Al 19' se abrió el marcador con un tiro de esquina a segundo poste mandado por Damian Álvarez y rematado como con un martillo por el ecuatoriano Joffre Guerrón quien en el festejo se llevó por primera vez el "oe oe oe Guerrón Guerrón", cantado por todos los incomparables. 

Dos minutos después el mismo ecuatoriano desperdició lo que pudo ser el segundo gol de la noche en un error de Paulo Da Silva que quizo regresar la pelota con su portero y se la dejó a Guerrón quien solo dentro del área de primera machucó la pelota con la pierna derecha y mandó desviado su disparo. 

Toluca puso resistencia cuando al minuto 32 gol empató. Lucas Lobos centró por izquierda en pelota parada y entró por sorpresa de atrás Paulo Da Silva que con la cabeza puso la pelota en las redes para empatar el marcador. 

Ya en el segundo tiempo Tigres buscó por todos lados pero se topó en pared choricera. Antes del gol definitivo Joffre Guerrón había dejado escapar una jugada clara cuando al 53' quedó solo dentro del área, Lugo le puso un centro medido y el ecuatoriano falló al mandar el esférico al poste izquierdo de Alfredo Talavera. 

Cuando parecía que el empate se mantendría en el marcador y el tiempo se agotaba, Ricardo Ferretti intentó desde la banca cambiar las cosas. Mandó a la cancha a dos elementos que decidió no ponerlos de inicio: Egidio Arévalo y Hérculez Gómez y se desbocó al frente. 

La cosa seguía pintando mal cuando Hugo Ayala salió lesionado al 90' al parecer de la rodilla por la reacción del dolor del defensor. Pero Tigres no dejó de atacar y en tiempo de compensación consiguió los tres puntos y le arrebató el boleto libertador al Toluca de un José Cardozo que salió más que molesto. 

Con este resultado Tigres culminó la fase regular con 31 puntos, los mismos que America y Atlas pero en la segunda posición general por diferencia de goles y espera la definición de la jornada para saber quien le pondrá el destino como su primer rival en la liguilla y en busca de su cuarto título de Liga en su historia. 

DIEGO MEDINA