JAIR RAMOS
31 de marzo de 2014 / 11:21 p.m.

El director técnico de Tigres, Ricardo Ferretti, aclaró que el equipo sigue con la misma mentalidad a pesar de perder contra Toluca.

 

A pesar de que Tigres cayó en contra de Toluca y con ello evitó escalar lugares en la tabla general, lo que pudo haberlo acercado a los primeros ocho lugares que pelean un lugar en la liguilla, Ricardo Ferretti dejó en claro que el club auriazul aún tiene sus objetivos bien trazados, uno es levantar La Copa el próximo miércoles ante Alebrijes, y el otro es calificar.

"La directiva ya me definió (con qué equipo pelearán La Copa)  y hoy escriben la declaración de mi presidente, todos somos soldados y recibimos órdenes y las buscamos hacer.

“Nuestro presidente y vicepresidente dijeron que debemos de buscar La Copa y calificar en la Liga, tenemos que buscar ganarla sin menospreciar a nadie y en la liga tenemos que seguir peleando lo que nos queda por delante”, enfatizó.

Y es que Ferretti fue consciente de que a pesar de estar en los últimos lugares, su equipo aún, matemáticamente, puede calificar, además señaló lo comprometido que está su plantel para poder hacer lo que para muchos a estas instancias es casi imposible.

"Estamos a tres (puntos) de zona de calificación, las matemáticas dicen que falta equis cantidad de partidos y que es posible, tenemos que luchar, hacer todo lo que está de nuestra parte para buscarlo.

"Veo las entrevista de todos mis jugadores y una vi una de (Carlos) Salcido que dijo es ahora o nunca, todos los jugadores que sean entrevistados ninguno dice nada diferente, nadie tiene una línea distinta, todos los jugadores son conscientes que el haber dejado al principio una cantidad importante de puntos ahora nos cuesta y la necesidad de recuperarlos ahora”, sentenció.

 

No quiere queda bien

Cuando a Tuca se le critica por alienar a uno u otro jugador en la Liga y Copa, el estratega simplemente hace caso omiso a esto, sabe que el que manda en su equipo es él y se tiene que respetar sus decisiones.

"La decisión que tome tendrán que aceptarla porque busco el beneficio del equipo, no quiero quedar bien con nadie, me caen bien, pero adentro de la cancha pongo al que siento es el mejor y deben demostrar el día del entrenamiento que tienen las posibilidades de jugar.

"Es mi decisión, porque voy a cambiar si lo están haciendo bien, es mi decisión”, finalizó.