Redacción
10 de diciembre de 2013 / 10:23 p.m.

 

1. Hornear en lugar de freír

Parece obvio, pero pocos lo aplican realmente. Esta Navidad, optá por el horno antes que por la sartén para hacer tus papas, milanesas, croquetas, etc. Vas a poder reducir el aceite, sin resignar los platos tradicionales.

 

2. Menos azúcar y más canela

Siempre que puedas, reemplaza el azúcar por la dulzura de las frutas, que es mucho más saludable. Y dale una oportunidad a la canela: queda bien en muchos platos y ayuda a disminuir el nivel de azúcar y colesterol en sangre.

3. Arroz integral

Si vas a servir arroz en la mesa navideña, que sea integral en lugar de blanco. Lo mismo se aplica a los alimentos con harina que quieras incluir: siempre conviene hacerlos con harina integral para obtener más fibras y nutrientes.

4. Cuestión de piel

Una buena manera de añadir fibra y vitaminas a la comida es utilizar cáscaras de papas en tus platos, que además agregan un plus crujiente. Asimismo, hay que evitar las pieles de las aves como el pollo, por sus grasas saturadas.

5. Reduce y reinarás

Durante las Fiestas, todo se consume en exceso. Esta vez, no te dejes llevar por la tentación: conviene reducir las porciones a lo justo y necesario y comer despacio. Hay que ser especialmente prudente con el alcohol y los dulces.