31 de agosto de 2014 / 07:46 p.m.

Cuando José Saturnino Cardozo declaró en la semana que el duelo ante Veracruz sería muy complicado y no eran favoritos para ganarlo, no se equivocó, pero tampoco pensó que fuera tan difícil vencer a unos Tiburones Rojos que vendieron cara la derrota, que pusieron en serios prédicamentos a un Toluca que terminó pidiendo la hora y debió recurrir a la táctica fija para poder abrir la muralla jarocha, a la que penetraron en dos ocasiones para granar el cotejo 2-1. 

De hecho fueron dos zagueros quienes contribuyeron a la ofensiva para Toluca, el joven Jordán Silva y el capitán Paulo Da Silva hicieron las anotaciones, mientras que por Veracruz descontó Christian Hernández Borja, aunque le anularon uno por fuera de lugar y uno más no le fue contado porque el silbante no se percató que el balón cruzó competa la línea de gol en la puerta de Liborio Sanchez. 

Con esta victoria los Diablos llevan a 11 puntos mientras que Veracruz se quedó con 11 unidades y se mantiene en la parte baja de la tabla porcentual en la lucha por el no descenso.

 

DIABLO CON NOVEDADES 

La lesión de último minuto que sufrió en la rodilla el portero Alfredo Talavera obligó que el quadro toluqueño tuviera modificaciones en su 11 titular, sitio que fue tomado por Liborio Sánchez. Otra modificación fue en la zaga central donde Francisco Gamboa se fue a la banca y dejó su lugar para el novato Jordán Silva que por primera vez en la campaña salió como titular. La última modificación fue al frente, donde Edgar Benítez retomó un sitio inicial, después de los tres goles que anotó a mitad de semana en la Copa, sitio donde el sacrificado fue Isaac Brizuela. El resto de los escarlatas que buscaban su tercera victoria de la liga fueron: Da Silva, Ponce, Galindo, Ruiz, Ríos, Lobos, Esquivel y Velázquez.

Por su parte Veracruz llegó al infierno del Estado de México con su acostumbrado parado defensivo, mismo que le ha permitido salir con vida en sus anteriores visitas de la temporada, donde acumula dos empates. El estratega Cristóbal Ortega mandó al terreno de juego a lo mejor de su plantilla con Melitón Hernández, Cortés, Jiménez, Mascorro, López, Chiapas, Martínez, el control de balón en medio campo de Edgar Andrade, la recuperación de Wilson Tiago y la velocidad de Villalva y Hernández Borja.

 

A BALÓN PARADO 

Como en todos sus partidos como local, los Diablos Rojos propusieron el juego, se volcaron al frente en busca de una tempranera anotación; sin embargo, se toparon con un Veracruz respondón, un visitante que inició revolucionado y con los mismos deseos de un gol, incluso, fue el que generó las primeras aproximaciones del partido aunque sin la puntería necesaria para romper le cero. 

Los locales choriceros poco a poco recuperaron el esférico y debió llegar una jugada en táctica fija para anotar y cambiarle el rastro al partido. 

El 1-0 se dio apenas al minuto 14, un tiro de esquina trabajado, jugada de táctica fija que inició Lucas Lobos con un cobro certero a la entrada del área grande justo donde Richard Ortiz cabeceó, remate que en su viaje a la portería fue desviado por Jordán Silva, quien se lanzó de palomita para ganar la posición a su marcador y con un testarazo hizo mover las redes. 

El gol animó a Toluca que a los 22' pudo ampliar su diferencia después de una jugada individual de Lobos quien disparó con pie tenía pero al fondeo el portero Hernández detuvo, todavía el balón quedó a la deriva pero ningún rojo llegó a contrarrematar.

Después, de ello Toluca volvió a menos, dejó la pelota en unos Tiburones que se decidieron atacar y lograron llegar al área rival, Primero a los 28' movieron las redes con remate de Wilson Tiago pero éste fue anulado por fuera de lugar, pero a los 32' por fin encontraron el empate en el marcador.

El 1-1 les generó en un tiro libre directo muy alejado, desde tres cuartos de campo Edgar Andrade sacó un fogonazo que llegó a la zona de Liborio Sánchez, quien no pudo contener el balón, lo dejó a la deriva y ahí llegó Christian Hernández Borja para sólo dar el pase a la rede y poner el empate. 

Así se fueron al descanso y al regreso de los vestidores ambos lo hicieron con modificaciones. Toluca descansó a Lucas Lobos e ingresó a Issac Brizuela, mientras que Veracruz sacó por lesión a Leonardo López y metió a Emmanuel Gil. 

El partido se mantuvo con llegada en ambos arcos, Toluca lo buscó por aire y los remates de Velázquez pero atrás el portero Hernández impidó en un par de ocasiones que el paraguayo le hiciera daño. 

Al 48' llegó una polémica jugada, un remate en el área chica de Leiton Jiménez que pasó entre las piernas del portero Liborio Sánchez quien contuvo la pelota con los talones cuando parecía que había cruzado la línea de gol, los jugadores del Veracruz levantaron las manos para celebrar la jugada pero el silbante no marcó la anotación. 

De repente Veracruz se volcó en busca de la victoria, la velocidad de Villalba hizo estragos en la zaga escarlata y la 61' penetreó hasta el área chica pero ahí fue contenido por el achique del portero Liborio Sánchez. 

Los Diablos solo pudieron sacarse la presión con otra jugada a balón parado, esta vez al minuto 71, un cobro libre directo por izquierda donde Carlos Esquivel sacó un centro al corazón del área, donde el capitán Paulo Da Silva se levantó para desviar la trayectoria del balón y conseguir el 2-1 definitivo. 

Todavía al final del juego Veracruz se fue en busca de la igualada, el cual pudo llegar al 76' en una pared donde Hernández Borja hizo una pantalla y dejó sólo a Daniel Villalba, quien entró al área y frente a Liborio Sánchez remató con potencia pero voló el balón. 

Los Tiburones tuvieron más llegadas y por lo menos tres oportunidades más en jugadas a balón parado en las afueras del área escarlata, pero esta vez no pudieron aprovecharlas y la zaga choricera mantuvo la mínima ventaja y la victoria. 

Jesús Quezada