31 de julio de 2014 / 11:44 p.m.

Habían prometido un Diablo ganador y después de dos jornadas de Liga y un compromiso de Copa no han podido cumplirle a su afición, una deuda que los choriceros no quieren acrecentar y por eso advierten que este domingo harán todo lo posible para sumar su primera victoria del torneo a costa de los Pumas de la UNAM.

El equipo toluqueño regresó a la capital del Estado de México después de la derrota que sumaron en Mérida dentro de la Copa MX, lo hicieron apenados por los resultados y seguros de que este mal momento pronto cambiará.

"Es un día nuevo, no nos podemos quedar con la amargura con la que salimos después del partido, el futbol tiene revanchas y ahora estamos pensando en Pumas, estamos concientes de que no empezamos como queríamos, como se merece la afición y les debemos una victoria, esperemos que el domingo con el trabajo que hacemos y la mentalidad de cambiar este aspecto le de esa alegría a la afición y nos vuelva esa seguridad que había en el equipo", explicó el delantero Isaac Brizuela.

El "Conejo" Brizuela detalló que es tiempo de reflexionar sobre el actuar del equipo, detalló que tienen hombres para salir del bache y sólo hace falta un poco más de compromiso de todos y cada uno de los jugadores.

"Si te quedas con la amargura más te vas a caer, más te vas a hundir, tenemos jugadores de experiencia, buen cuerpo técnico, pero nos hace falta comprometernos más en el terreno de juego, volver a las bases, sabemos que el futbol es así, se gana y se pierde, pero no debemos perder sin meternos de todo al juego, estamos seguros de nuestras cualidades y por eso creo que saldremos de esto".

TOTAL RESPALDO A CARDOZOLos jugadores escarlatas de inmediato apagan cualquier rumor sobre ruptura en el vestidor o problemas con su estratega, José Cardozo, por el contrario, Brizuela asegura que el plantel está más unido que nunca y que los jugadores respaldan las determinaciones de su técnico, incluso, explica que lo que sucede en el terreno de juego es responsabilidad de los jugadores.

"Si quieren oír que nuestro vestidor esta partido no es así, somos un excelente grupo, después del juego en Chiapas tuvimos unas charla donde hablamos de lo que nos había falta a cada uno y en lo colectivo, dejamos claro que como equipo no estábamos avanzando, entre jugadores hay buena relación, más bien estamos concentrados en mejorar en el terreno de juego", dijo Brizuela.

Y añadió: "nosotros respaldamos al técnico, sabemos que él es la cabeza pero nosotros somos los responsables de los resultados, es una entrenador exigente, manotea porque no lo gustan gustan unas jugadas, a veces nos preocupamos más de lo que piensa o hace y dejamos de hacer cosas en el terreno de juego, debemos dejar a un lado eso y concentrados a jugar".

A CUIDAR A LUDUEÑA

Ya sobre el duelo de este domingo en la cancha del estadio Nemesio Diez, los Diablos Rojos tiene bien detectado el potencial del rival, un ataque de Pumas comandado por Daniel Ludueña que esperan contrarrestar con el buen parado defensivo que caracteriza a los escarlatas.

"Pumas tienen buenas individualidades, la inteligencia de Ludueña nos puede perjudicar pero tenemos una buena defensa, si no nos ha ido bien al ataque tenemos una defensa que se ha comportado a la altura, ahora más bien debemos ocuparnos más de nuestro equipo, hacer las cosas bien y luego analizar al rival".

JESÚS QUEZADA