12 de mayo de 2014 / 10:30 p.m.

A poco más de 24 horas de haber quedado fuera de la liguilla del Clausura 2014 en la roda de semifinales, los Diablos Rojos del Toluca no pueden ocultar su frustración por quedarse con las manos vacías pese a haber tenido un semestre productivo. Rompieron filas e iniciaron sus vacaciones, pero se van con ese sabor amargo que les dejó el no poder sumar un solo titulo de las dos justas en que participaron y en que ambas fueron protagonistas.

 

Y es que la inicio del año la meta era clara para Toluca, tratar de internacionalizarse con el título de Campeones de Concacaf y obtener la onceava liga de la institución, al final del torneo ni uno, ni otro. El la Concachampions fueron el mejor equipo del torneo y llegaron hasta la final pero no pudieron quedarse con ese boleto al Mundial de Clubes, se lo quedó Cruz Azul que ganó ese derecho gracias a un criterio de desempate de gol de visitante, lo curioso es que los choriceros no perdieron en toda la justa.

 

Después en la liga, los comandados por el estratega José Saturnino Cardozo también fueron protagonistas, junto con Cruz Azul, marcaron el ritmo y se clasificaron en segundo general, llegaron hasta semifinales donde no pudieron ante un León que les pasó por encima.

 

Es por ello que los jugadores escarlatas se van con esa espina clavada de no haber podido levantar un trofeo, pese a que estuvieron muy cerca, eso sí, afirman que regresarán de vacaciones dispuestos a retomar esos anhelos de campeonato.

 

“Ya fue nuestro ultimo día, hablamos con el entrenador y nos pidió descansar para regresar con todo a pelear cosas importantes. Después de haber perdido la final de Concacaf duele mucho, ahora de nueva cuenta quedamos fuera en semifinales, hay un espina bien clavada ahí pero hay que tratar de sacarla el próximo torneo”, expresó el delantero Edgar Benítez.

 

Mientras que el zaguero Oscar Rojas añadió: “Nos vamos con un sabor agridulce por el buen torneo que hicimos pero la liguilla no fue tan buena, no fue lo que esperábamos y no nos quedamos contentos”.

 

REGRESAN EN JUNIO.

 

Fue este lunes al mediodía que los jugadores escarlatas se reunieron con el cuerpo técnico, tras una charla de casi una hora, rompieron filas e iniciaron vacaciones para después reportar a una nueva pretemporada que iniciará el 9 de junio y que podría incluir una gira por Sudamérica.

 

El cuerpo técnico, encabezado por José Cardozo todavía se quedó un rato más para empezar a detallar esa pretemporada, la lista de transferibles del club y sobre todo los refuerzos para el próximo semestre.

 

INICIAN NEGOCIACIONES

 

Con esta pausa también inician las negociaciones de varios jugadores con la directiva para una posible extensión de su contrato que ya venció, entre ellos están: Antonio Naelson Sinha y el delantero Raúl Nava, ambos pertenecen al club. El caso de los zagueros Aarón Galindo y Óscar Rojas, el primero de Santos y el segundo de Atlante, vencieron sus préstamos y empezarán a tratar su continuidad con los rojos, ambos se quieren quedar.

 

“Ya empezamos a ver, todavía no hay nada cerrado pero parece que todo va por buen camino y podría quedarme”, aseguró Rojas. Mientras que Galindo detalló: “todo está en las manos del cuerpo técnico y la directiva yo quiero quedarme porque es un club con el que quisiera ganar títulos y meterme en la historia de este equipo”.

ESTÁ DE REGRESO

Para el próximo torneo del futbol mexicano los Diablos Rojos recuperarán al volante de contención paraguayo, Richard Ortiz, quien se perdió casi todo el torneo pasado debido a una lesión en la rodilla derecha. El volante está completamente recuperado y regresará a la plantilla roja que ahora deberá de dar de baja a uno de sus extranjeros para darle un lugar a Ortiz.

 

“Supuestamente escuché que cuenta conmigo, por eso e pondré las pilas y trabajaré duro en Paraguay. La lesión  ha quedado atrás ya pienso en la otra temporada, llevo siete meses sin jugar y ya quiero hacerlo”, dijo. 

 

JESÚS QUEZADA