JESÚS QUEZADA
21 de marzo de 2014 / 01:26 a.m.

Si bien desde que comenzó su participación en la Liga de Campeones de la Concacaf le pusieron la atención debida, ahora que los Diablos Rojos están en semifinales de este torneo reaniman la idea de quedar campeón y representar al país y a la región de Norte y Centroamérica en un Mundial de Clubes, sueño en que insistirán hasta las últimas instancias.

 

Los Diablos dejan claro que desde el inicio sabían de esta apretada agenda de partidos, por eso no les preocupa tener tanta actividad ente la Concachampions y la Liga MX pues apostarán por ambas justas.

 

“Son partidos intensos, contra equipos que pelean mucho, el rival cuenta pero el equipo hizo un gran partido, se consiguió el objetivo de pasar a semifinales. Siempre tomamos con mucha seriedad este torneo, el equipo está cociente de la oportunidad que tenemos de ir a un Mundial de Clubes, todos tenemos un objetivo que es obtener el pase y desde el primer partido lo hemos tomado con seriedad y se ha reflejado en la cancha”, expresó el defensa central Aarón Galindo.

 

Y añadió: “es cansado pero el equipo es basto, hay una rotación que ha beneficiado al equipo, los viajes y la cantidad de partidos se han contrarrestado con rotación y el equipo ha respondido bien a eso, siempre con seriedad en los dos torneos”.

 

Por ahora los objetivos están claros en Toluca, en Concacaf ir por la final y en la Liga MX clasificarse lo antes posible. “El equipo va bien, sobre una línea que nos deja contentos, no satisfechos porque falta mucho, se van consiguiendo los objetivos, todavía falta que es conseguir el pase la Mundial de Clubes y en la liga seguir en la parte alta y conseguir lo antes posible el pase a la liguilla y vamos por buen camino y a seguir trabajando”.

 

VAN POR EL ATLANTE

 

Aunque saben que estar en una situación de descenso como la que pasa el Atlante, su rival de este fin de semana, no es deseable para nadie, los Diablos Rojos se concentran en su metas y quieren las tres unidades en Cancún, una victoria que los acerque a la liguilla.

 

“El equipo se concentra en hacer lo nuestro, es triste cuando un equipo pelea el descenso, pero nosotros vamos ir a ganar a Cancún, es el objetivo del equipo, seguir sumando, seguir ganado y si debemos ir por una victoria a eso iremos allá”.

 

Eso sí, los rojos no se confían del Potro de Hierro, pues saben que se juegan la vida en cada balón disputado. “El futbol es impredecible, Atlante es un equipo que pasa por un momento difícil pero puede salir en un buen día y complicarnos. Están peleando por no descender y eso los hace muy peligros, lo sabemos y trabajamos para ir a ganar y seguir en la parte alta”, detalló Aarón Galindo.

 

Para el zaguero central, el esquema aseguir será tener el balón y cuidar de los hombres de ofensiva de Atlante, sobre todo de Michel Arroyo, quien se ha vuelto el referente de ataque de los azulgranas. “Es un jugador importante, lo ha demostrado en los últimos torneos, pero más que pensar en un jugador, pensamos en lo grupal, hacer nuestro trabajo”.

 

QUIERE TÍTULOS

 

En lo personal, el zaguero Aarón Galindo espera recuperar la titularidad que perdió debido a una lesión, minutos en el terreno de juego que gana cada día, aunque si principal meta es ser campeón con Toluca y colaborar en lo que el técnico le indique.

 

“Por ahí una lesión me dejó fuera, ya retomé con minutos en Concacaf y en la liga, contento de pertenecer a este plantel, un buen grupo y falta mucho en lo personal, anhelo volver a ser campeón y qué mejor que con Toluca, pero vamos paso a paso”.