31 de octubre de 2014 / 01:46 p.m.

La reciente derrota de Tigres ante Santos en las semifinales de la Copa MX, por 4-2, no sólo representó la caída de los felinos al defender su titulo de monarcas de Copa, sino que también representó un amargo capítulo en la historia del estadio Universitario.

En los últimos años la cancha de los felinos ha sido testigo de derrotas históricas, las cuales han marcado al conjunto auriazul.

Las 5 tragedias en el "Volcán"

El Clásico del descenso.

La campaña 1995-1996 representa una de las más dolorosas en la historia del cuadro universitario.

Bajo el mando de Víctor Manuel Vucetich los Tigres ganaron el trofeo de Copa y calificaron a la Liguilla, en donde cayeron ante el Necaxa, pero a pesar de estos meritos la escuadra felina descendió.

Tras tres campañas con un nivel bajo, enfrentaron a los Rayados, en una de las ediciones más importantes del Clásico Regio.

El 24 de marzo de 1996 Tigres cayó 2-1, gracias a los goles de Sergio Verdirame y Luis Miguel Salvador, descontando Omar Arellano por los locales, consumando su descenso a la división de ascenso, en la cual jugó un año.

La derrota fue más dura gracias al sonido local, el cual tocó la canción "Se fue" de Laura Pausini, marcando un momento imborrable en la memoria de los seguidores auriazules.

El empate que costó la Liguilla

La jornada 17 del Verano 2000 pasó de ser un partido en teoría sencillo, a ser uno de los episodios más traumáticos y sorprendentes del futbol mexicano.

De nueva cuenta dirigidos por Víctor Manuel Vucetich, los Tigres llegaron a la última jornada con posibilidades de calificar a la Liguilla.

Su rival era el descendido Toros Neza, el cual se despedía de la primera divisón.

Los felinos lograron al minuto 57 una ventaja de 3-0, gracias a los goles de Juan Augusto Gómez y Luis Hernández (en dos ocasiones).

Pero los dirigidos por Nelson Sanhueza se despidieron de la máxima categoría del futbol mexicano con la picardía que siempre los distinguió, superando la diferencia y empatando gracias a los tantos de Daniel Garnero, José Manuel Rivera y Esteve Padilla.

A raíz de esta derrota, Ricardo Ferretti fue contratado por primera vez como timonel auriazul.

El Silvanazo

En el tercer torneo de Ricardo Ferretti como técnico de Tigres, los felinos calificaron a la final del Invierno 2001, rompiendo una maldición de 19 años ausente de la lucha por el campeonato de liga mexicano.

Los auriazules, quienes culminaron como superlíderes del torneo, enfrentaron al Pachuca.

Tras perder 2-0 la final de ida en el estadio Hidalgo por 2-0.

En la vuelta, los universitario se adelantaron al minuto 19 gracias al gol de Jesús Olalde.

Pese a los embates felinos, el arco tuzo se mantuvo cerrado el resto del encuentro, debido a la gran actuación del meta colombiano Miguel Calero.

Las ilusiones felinas se vieron finalizadas al minuto 71 gracias a un gol de Walter Silvani desde media cancha, aprovechando la posición adelantada del arquero Oscar Dautt.

El gol fue conocido como el "Silvanazo", condenando a los universitarios al subcampeonato, mientras los dirigidos por Alfredo Tena levantaron su segundo titulo de liga.

Los tumultos contra Toluca

La delicada situación de los felinos bajo el mando de Daniel Guzmán tuvo su momento más difícil el 27 de marzo del 2010.

En la jornada 12 del Bicentenario 2010, Tigres cayó 1-0 contra el Toluca, gracias a un gol de Carlos Esquivel al minuto 74.

Esté resultado marcó la quinta derrota auriazul como local en esa campaña.

Al final del encuentro, grupos de aficionados se enfrentaron entre si, provocando caos en el interior de la cancha felina, al igual que el traslado de los seguidores más frágiles al terreno de juego, para evitar cualquier tragedia.

Los seguidores solicitaron la renuncia de Santiago Martínez de la presidencia, y de Daniel Guzmán como entrenador.

Al final del torneo, Alejandro Rodríguez retornó como presidente, cargo que mantiene hasta la fecha, al igual que el regreso del "Tuca" como timonel del conjunto regio.

El autogol de Jiménez

La vuelta de los cuartos de final del Clausura 2013, representó una nueva derrota ante Rayados en Liguilla, y marcó para siempre la carrera de Israel Jiménez.

Gracias a un gol de Danilinho al minuto 12, los felinos empataron el global 1-1, resultado que los favorecía para calificar a las semifinales, gracias a su mejor posición en la tabla general (líder).

La historia tuvo un giro impredecible, gracias a un error del zaguero auriazul Israel Jiménez, quien anotó en su propio arco al minuto 33.

El empate representó el pase de la "Pandilla", al imponerse con un global de 2-1.

Antes de ese autogol, Jiménez se había consolidado como titular en el cuadro del "Tuca", al igual que había ganado un lugar en la selección mexicana, destacando su participación en los Juegos Olímpicos del 2012.

Tras esté incidente, el "Piloto" sufrió una lesión que lo excluyó por un largo tiempo de las canchas.

Jugó 3 partidos entre los torneos Apertura 2013 y Clausura 2014, acumulando 142 minutos de acción.

A raíz de su escasa participación fue cedido al Xolos de Tijuana para el Apertura 2014, en donde ha recuperado ritmo de juego y se ha afianzado como titular.

RAFAEL RIVERA