24 de mayo de 2014 / 04:24 p.m.

A pesar de que la UEFA no retransmite el partido, el Ayuntamiento lo hará en las respectivas 'fan zone' para que los hinchas sin entrada puedan ver la final.

 

El alcalde de Lisboa, António Costa, confirmó hoy que el consistorio pondrá pantallas gigantes en las 'fan zone' de los aficionados de los equipos finalistas de la Liga de Campeones: Real Madrid y Atlético de Madrid.

A pesar de que la UEFA no retransmite el partido, el Ayuntamiento lo hará en las respectivas 'fan zone' para que los hinchas sin entrada puedan ver la final, manifestó a los medios Costa, que esta tarde ha recibido a homóloga madrileña, Ana Botella.

El regidor socialista había anunciado el pasado 8 de mayo en una visita a Madrid la instalación de las mismas, pero hasta hoy, horas antes del encuentro, no lo confirmó.

Los seguidores del Real Madrid se reunirán en la céntrica plaza de Rossio y los hinchas rojiblancos se situarán en el Parque Eduardo VII, al lado de la rotonda de Marqués de Pombal, a unos dos kilómetros de distancia.

La polémica de las pantallas ha suscitado la preocupación entre las fuerzas de seguridad portuguesas y la organizadora UEFA, que temen problemas de seguridad, y las decenas de miles de hinchas desplazados a Lisboa sin entrada, que reclaman grandes pantallas para seguir una inédita final europea.

Expertos en seguridad consultados aconsejaron, no obstante, la instalación de pantallas que transmitan el partido, que se celebra hoy en la estadio de la Luz a las 18.45 horas GMT, porque podrían amortiguar la posible frustración de los hinchas que viajaron a la capital.

AGENCIAS