23 de marzo de 2014 / 11:25 p.m.

Luego de señalar que el autogol de Darío Verón que le significo el triunfo 1-2 al Monterrey, fue un accidente del futbol, José Luis Trejo, técnico de los Pumas de la UNAM, reconoció que le pegó al equipo anímicamente.

“Si, indudablemente, no sólo en lo anímico sino que estábamos funcionando ya para otra cosa y eso les bajó mucho la motivación a los muchachos, porque nadie lo esperaba, era una cosa que nunca se pensaba que podría suceder, pero así es”.

Por esa razón calificó el encuentro de este domingo contra Rayados de especial y raro, de esos que no suceden de manera tan frecuente e insistió en calificar de accidente del futbol, el autogol del jugador de origen paraguayo

“Fue un partido muy especial y raro, que no sucede muy frecuentemente y no me esperaba lo que sucedió y repito, son circunstancias de futbol, accidentes que de repente un equipo puede tener y ante esto no hay nada que hacer”, insistió.

Dijo que ya esperaba que el encuentro se diera de la forma en cómo se presentó, que fue diferente al de la fecha anterior en que golearon 5-0 al Atlante, por lo que se dio un resultado que no esperaba.

“Ya lo habíamos previsto que iba a ser un partido diferente al de hace 8 dias y así fue, pero no lo esperaba yo tanto al grado de que hicimos dos goles y perdimos, simplemente así es el futbol, son circunstancias que a cualquier jugador le puede pasar”

En rueda de prensa al término del encuentro en Ciudad Universitaria, Trejo aceptó que la ausencia del su goleador argentino Martin Bravo les pesó, toda vez que en la segunda parte fallaron al momento de concretar y dio como resultado la derrota.

“Indudablemente que si, porque es un hombre que venía en grado ascendente para nosotros, se buscaron las posibilidades, pero no funcionó como yo hubiera querido, pero en la segunda parte arrancamos mejor con la posibilidad de hacer algo más y ganar el juego, pero pasó lo que pasó”.

NOTIMEX