26 de enero de 2014 / 04:10 a.m.

Como una alegría calificó el técnico de Pumas, José Luis Trejo, el triunfo que rescataron después de ir abajo en el marcador 1-0 ante Tigres en donde terminaron ganando 1-2 en el Estadio Universitario.

El estratega de la UNAM rescató la actitud de sus futbolistas y la entrega que en todo momento mostraron aunque aceptó que la expulsión de José Rivas ayudó a obtener el resultado.

"Es una alegría alcanzar el triunfo y sobre todo aquí, considero que los muchachos han hecho un gran esfuerzo y quiero felicitarlos por la actitud y la reacción que tuvieron, también es claro que tuvimos la oportundad a través que ellos se quedaron con un hombre menos.

"Era un partido muy parejo, nosotros también estábamos compitiendo y lógicamente que la expulsión viene a modificar todo, tuvimos a partir de ese momento el control completo del partido", señaló.

Trejo reconoció que la victoria y los tres puntos conseguidos les dan un tanque de oxígeno y una tranquilidad para trabajar de la mejor manera toda la semana preparando el duelo de la fecha 5.

"Teníamos la necesidad del triunfo, de sumar de a tres y todo lo demás es parte de nuestra vida y la profesión (la presión).

"Tenemos que seguir mejorando, el equipo ha tenido buenos partidos, se han perdido algunos pero el funcionamiento tiene que seguir, el equipo tiene actitud y esfuerzo en toda la semana", dijo.

Por su parte Martin Bravo salió contento con sus dos goles pero aún más con la suma de tres puntos para su equipo que consiguió el primero en el campeonato.

"Contento pero siempre es primero el equipo y hoy se dio un gran resultado y vamos a tratar de seguir por el camino el próximo encuentro ante Tijuana", dijo.

DIEGO ARMANDO MEDINA